Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_168038.html

Un complemento podría ayudar contra una enfermedad que afecta a la vista de las personas mayores

Pero ningún estudio de gran tamaño prueba que la pastilla barata ralentice la degeneración macular asociada con la edad, señala un experto en los ojos
(*estas noticias no estarán disponibles después del 23/11/2017) Traducido del inglés: viernes, 25 de agosto, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MIÉRCOLES, 23 de agosto de 2017 (HealthDay News) -- Un complemento barato de venta libre de antioxidantes/zinc podría ayudar a conservar la vista en las personas mayores, y también resulta rentable, sugiere un nuevo estudio.

La pastilla combinada se ha denominado complemento del "Estudio de enfermedad ocular asociada con la edad (AREDS)", por el ensayo en que se estudió anteriormente.

El Dr. Aaron Lee, investigador del nuevo ensayo, dijo que su equipo encontró que el AREDS era "muy rentable para el tratamiento de la degeneración macular asociada con la edad, específicamente en personas que tienen una degeneración macular asociada con la edad activa húmeda en un ojo, y seca en el otro". Lee es profesor asistente de oftalmología en la Universidad de Washington, en Seattle.

La degeneración macular es una enfermedad progresiva que es una causa importante de pérdida de la vista entre los estadounidenses mayores.

El nuevo estudio sugiere que el complemento AREDS podría retrasar la necesidad de un tratamiento más costoso de la forma "húmeda" de la enfermedad, en particular, dijo Lee.

No se sabe con exactitud cómo los complementos funcionan para ralentizar la progresión del problema ocular, añadió, pero "la formulación actual de los complementos contiene antioxidantes que se cree que protegen a la retina del daño que resulta en la degeneración macular asociada con la edad húmeda".

Pero al menos un experto en los ojos de EE. UU. cuestionó la idea de que el complemento AREDS mostrara sin duda un beneficio en la prevención de la enfermedad o su avance.

"A pesar de que es una práctica de rutina de muchos especialistas en la retina de EE. UU., los beneficios siguen siendo inciertos", dijo el Dr. Alfred Sommer, profesor de oftalmología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

Según la American Macular Degeneration Foundation (AMDF), la degeneración macular asociada con la edad provoca daños en la mácula, un pequeño punto cerca del centro de la retina. Es la parte del ojo que se necesita para la visión central aguda. Con el tiempo, la vista puede hacerse borrosa, y al final los pacientes pueden perder la vista.

Los dos tipos básicos de degeneración macular se conocen como húmeda y seca. Más o menos del 10 al 15 por ciento de los casos de degeneración macular son de tipo húmedo.

En la degeneración macular húmeda, crecen vasos sanguíneos debajo de la retina y la mácula. Esos nuevos vasos pueden sangrar y perder fluido, haciendo que la mácula se hinche o se levante de su posición normalmente plana, lo que distorsiona o destruye la visión central. La pérdida de la vista puede ser rápida y grave.

Aproximadamente el 85 al 90 por ciento de los casos de degeneración macular son de tipo seco. La degeneración macular asociada con la edad seca no implica escapes de sangre. En vez de ello, la mácula podría deteriorarse y los productos de desecho de las células del ojo pueden acumularse. Puede haber pérdida de la vista, según la AMDF.

El ensayo AREDS anterior mostró que los complementos, que combinan vitaminas antioxidantes con zinc y cobre, son baratos y efectivos para ralentizar la progresión de la degeneración macular asociada con la edad.

Los complementos AREDS se venden con marcas como PreserVision y Pro-Optic. Los costos varían de 25 a 40 dólares por 120 pastillas, un suministro para dos meses.

Es un precio muy inferior al de unos costosos fármacos recetados llamados terapias anti VEGF, que se usan actualmente para tratar a la degeneración macular húmeda. Además, la terapia anti VEGF implica aplicar una aguja en el ojo, y los medicamentos pueden también tener efectos secundarios. Un efecto secundario posible es un mayor riesgo de inflamación en el interior del ojo, y otro es la posibilidad de accidente cerebrovascular, anotó Lee.

Para calcular la rentabilidad de los complementos AREDS, Lee y sus colaboradores observaron el uso de los complementos en personas de a partir de 55 años de edad.

El ensayo AREDS había concluido que un complemento diario que combinaba antioxidantes en dosis altas y zinc reducía el riesgo de desarrollar degeneración macular asociada con la edad húmeda y ralentizaba su progresión.

El equipo de Lee observó dos fórmulas disponibles de los complementos.

La fórmula 1 tiene unas dosis altas de vitamina C y E, betacaroteno, zinc y cobre. La fórmula 2 contiene luteína y zeaxantina en lugar de betacaroteno.

Los investigadores utilizaron un modelo estadístico con información del ensayo AREDS, junto con datos de más de 90,000 personas con degeneración macular en Reino Unido.

Encontraron que ambas formulaciones eran rentables para tratar a los pacientes con la enfermedad en etapa temprana, pero que eran incluso más rentables para los que tenían la afección en un solo ojo.

A lo largo de una vida, los investigadores encontraron que esos pacientes necesitarían ocho inyecciones menos de terapias anti VEGF en el ojo, dijo Lee.

Eso podría conducir a ahorrar miles de dólares por paciente a lo largo del tiempo, concluyó el equipo británico.

Pero Sommer, que revisó los nuevos hallazgos, apuntó a algunas salvedades.

Sommer anotó que "de hecho, ahora es una práctica común que los oftalmólogos de EE. UU. recomienden a sus pacientes que encajan con este perfil que tomen este complemento".

Añadió que "si uno cree que el complemento funciona en el grupo en que pareció hacerlo, entonces todo se trata del costo, dado que nunca se han reportado evidencias que muestren daños".

¿Pero los AREDS de verdad funcionan?

Según Sommer, no se ha realizado ningún estudio a gran escala para evaluarlo. Y el ensayo AREDS que los investigadores usaron para alabar estos complementos fue pequeño, de forma que cualquier resultado positivo podría deberse al azar, anotó.

La conclusión de Sommer es que "a pesar de que sea una práctica de rutina de muchos especialistas en la retina de EE. UU., los beneficios siguen siendo inciertos".

Por tanto, "cualquier análisis del costo de los beneficios carece de cierto significado visto desde esa perspectiva", dijo.

El estudio aparece en la edición del 23 de agosto de la revista British Journal of Ophthalmology.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Aaron Lee, M.D., assistant professor, ophthalmology, University of Washington, Seattle; Alfred Sommer, M.D., professor, ophthalmology, Johns Hopkins University School of Medicine, and dean emeritus, Bloomberg School of Public Health, Johns Hopkins University, Baltimore; Aug. 23, 2017, British Journal of Ophthalmology, online

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Medicina complementaria e integral
Últimas noticias de salud