Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_167892.html

Casi 4 millones de personas mueren de asma y EPOC cada año en todo el mundo

En los países más pobres, con demasiada frecuencia esas enfermedades respiratorias no se diagnostican ni tratan, según un informe
(*estas noticias no estarán disponibles después del 15/11/2017)
Randy Dotinga
Traducido del inglés: jueves, 17 de agosto, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MIÉRCOLES, 16 de agosto de 2017 (HealthDay News) -- Dos importantes enfermedades pulmonares crónicas, el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), acaban con las vidas de casi 4 millones de personas al año en todo el mundo, encuentra un nuevo informe.

El estudio calcula que, en 2015, 3.2 millones de personas murieron de EPOC, un conjunto de afecciones pulmonares que incluye al enfisema y a la bronquitis crónica, y que con frecuencia se relaciona con fumar. El asma provocó otras 400,000 muertes, encontró el informe.

Aunque el asma es más común, la EPOC es mucho más letal. Y aunque ambas afecciones se pueden tratar, muchas personas no reciben un diagnóstico, o reciben un diagnóstico erróneo. Además, en muchos países, el tratamiento (si es que existe) podría darse a niveles insuficientes, añadió el equipo de la investigación.

"Aunque gran parte del sufrimiento [por estas enfermedades] es prevenible o tratable con intervenciones asequibles, estas enfermedades han recibido menos atención que otras enfermedades no contagiosas prominentes, como la enfermedad cardiovascular, el cáncer o la diabetes", apuntó el autor líder del informe, Theo Vos, profesor en la Universidad de Washington, en Seattle. Hizo sus declaraciones en un comunicado de prensa de la revista The Lancet Respiratory Medicine, que publicó el estudio el 16 de agosto.

Fumar y la contaminación atmosférica son las principales causas de EPOC, anotaron los autores del estudio. Las causas del asma están menos claras, pero se cree que incluyen los alérgenos y fumar.

Un experto en la salud respiratoria concurrió en que ambas enfermedades representan un alto precio para la salud, pero son tratables.

"El asma se puede controlar bastante fácilmente, e incluso revertirse con fármacos", anotó el Dr. Len Horovitz, especialista pulmonar del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York.

"Y aunque la EPOC también es tratable, el daño pulmonar es permanente y el proceso natural de envejecimiento del pulmón es la pérdida progresiva o acelerada de los alvéolos (el tejido pulmonar)", añadió. "De forma que el declive en la función pulmonar dura toda la vida, mientras que el asma no presenta este problema".

Vos y su equipo dijeron que, en general, las enfermedades se han vuelto menos comunes y menos letales desde 1990, cuando se determina según las tasas. Pero las cifras absolutas de los casos en todo el mundo han aumentado porque hay más personas en el planeta, y también más personas mayores.

Los investigadores encontraron que la EPOC afectaba más a los siguientes países: India, Lesoto, Nepal y Papúa Nueva Guinea. El asma afectaba particularmente a estos países: Afganistán, la República Africana Central, Fiyi, Kiribati, Lesoto, Papúa Nueva Guinea y Suazilandia.

En un comentario a la revista, Onno van Schayck, de la Universidad de Maastricht en los Países Bajos, dijo que los combustibles para cocinar en interiores (materiales de "biomasa" como la madera y el carbón, por ejemplo), siguen siendo una fuente importante de enfermedades respiratorias en los países más pobres.

El uso de esos combustibles para cocinar "es una de las principales causas de contaminación atmosférica", apuntó. "Actualmente, más de la mitad de la población mundial utiliza combustible de biomasa como la fuente principal para cocinar, lo que resulta en una morbilidad y una mortalidad altas. Para reducir la contaminación del aire del hogar, sería deseable cambiar a unos combustibles más limpios. Pero ese cambio no siempre es posible debido a los problemas financieros o logísticos, sobre todo en los barrios marginados urbanos".

Unas intervenciones dirigidas a reemplazar las cocinas que generan humo con dispositivos baratos que utilicen un combustible más limpio harían mucho por reducir el sufrimiento del asma y la EPOC en todo el mundo, planteó van Schayck.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Len Horovitz, M.D., pulmonary specialist, Lenox Hill Hospital, New York City; Aug. 16, 2017, The Lancet Respiratory Medicine

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Asma
Enfermedad de obstrucción pulmonar crónica
Salud en el mundo
Últimas noticias de salud