Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_167848.html

Unos esqueletos ofrecen pistas sobre las crecientes tasas de artritis de los estadounidenses

Un estudio sugiere que los motivos de las rodillas adoloridas trascienden a los sospechosos habituales: la obesidad y el envejecimiento
(*estas noticias no estarán disponibles después del 13/11/2017)
Robert Preidt
Traducido del inglés: martes, 15 de agosto, 2017
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 14 de agosto de 2017 (HealthDay News) -- Las tasas de osteoartritis de la rodilla se han duplicado en Estados Unidos desde los años 40, pero no solo porque los estadounidenses vivan más tiempo y pesen más, sugiere un nuevo estudio.

Para llegar a esa conclusión, investigadores de la Universidad de Harvard examinaron más de 2,000 esqueletos de todo Estados Unidos.

"Pudimos mostrar, por primera vez, que esta causa generalizada del dolor es en realidad el doble de común hoy día que en el pasado reciente. Pero la sorpresa incluso más grande fue que no se debe solo a que la gente viva más o esté engordando, sino a otros motivos probablemente relacionados con nuestros ambientes modernos", apuntó el primer autor del estudio, Ian Wallace.

Wallace es becario postdoctoral en el laboratorio del autor principal del estudio, Daniel Lieberman, profesor de ciencias biológicas en la Universidad de Harvard.

Los investigadores trabajan ahora para averiguar qué está provocando el aumento.

Dijeron que averiguar más sobre la osteoartritis de rodilla es importante no solo porque afecta a un tercio de los estadounidenses mayores de 60, sino porque es responsable de más discapacidad que casi cualquier otro trastorno musculoesquelético.

"¿No sería magnífico que la gente pudiera vivir hasta los 60, los 70 o los 80 sin nunca desarrollar osteoartritis en primer lugar?", se preguntó Lieberman en un comunicado de prensa de la Harvard.

Anotó que la enfermedad es "casi intratable del todo aparte de un reemplazo de articulación", y una vez alguien la tiene, crea un círculo vicioso.

"Las personas se vuelven menos activas, lo que puede conducir a muchos problemas más, y su salud al final se deteriora a un ritmo más rápido", explicó Lieberman.

Este estudio podría cambiar la creencia de que la osteoartritis de rodilla es una parte inevitable de envejecer, e intensificar los esfuerzos por prevenirla, como se ha hecho con la enfermedad cardiaca, sugirieron los investigadores.

"Hay muchos factores de riesgo de la enfermedad cardiaca que se comprenden bien, de forma que los médicos pueden aconsejar a sus pacientes que hagan ciertas cosas para reducir sus probabilidades de desarrollarla", apuntó Lieberman.

"Creemos que la osteoartritis de rodilla pertenece en la misma categoría, porque es evidente que es más prevenible de lo que se piensa comúnmente. Pero para prevenir esta enfermedad, hay que realizar más trabajo para averiguar sus causas", planteó.

En el estudio, publicado el 14 de agosto en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, los autores examinaron investigaciones que abarcaban más de 6,000 años de historia humana para buscar una señal característica de la osteoartritis.

"Cuando el cartílago se erosiona, y los dos huesos que forman la articulación entran en contacto directo, se rozan entre sí, haciendo que se desarrolle un pulido parecido al cristal", dijo Wallace. "Ese pulido, llamado eburnación, es tan claro y obvio que podemos usarlo para diagnosticar con mucha precisión la osteoartritis en restos esqueléticos".

Su trabajo se combinó con el de otros contribuyentes para crear una muestra de tamaño récord de personas mayores de épocas prehistóricas, el inicio de la era industrial (sobre todo el siglo XIX) y la era moderna.

Lieberman dijo que la comparación más importante fue entre las muestras de la era industrial temprana y las modernas. Los investigadores contaban con información sobre la edad, el sexo, el peso, la etnia y, con frecuencia, la profesión y la causa de muerte de cada individuo.

"Entonces, utilizando unos métodos estadísticos cuidadosos, pudimos afirmar que si una persona nació tras la segunda guerra mundial tenía aproximadamente el doble de probabilidades de desarrollar osteoartritis de la rodilla independientemente de la edad o el IMC que si hubiera nacido antes", comentó. El IMC es una medida de la grasa corporal basada en la estatura y el peso.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTE: Harvard University, news release, Aug. 14, 2017

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Últimas noticias de salud