Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_167684.html

Las conductas en la mediana edad podrían afectar al riesgo de demencia

Los factores más importantes son la diabetes, la presión arterial y el tabaquismo, apuntan los investigadores
(*estas noticias no estarán disponibles después del 06/11/2017) Traducido del inglés: martes, 8 de agosto, 2017
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 7 de agosto de 2017 (HealthDay News) -- La salud cardiaca en la mediana edad podría determinar el riesgo de desarrollar demencia en la vejez, sugiere un nuevo estudio que duró 25 años.

Las personas de mediana edad que fuman, tienen diabetes o hipertensión son más propensas a tener demencia a medida que envejecen, apuntó la investigadora líder, la Dra. Rebecca Gottesman.

"Todos esos factores de riesgo se asociaron con un mayor riesgo de demencia en general en este estudio", apuntó Gottesman, profesora de neurología en la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

Además, el riesgo de demencia asociado con la diabetes es casi igual de alto que el riesgo que proviene de portar el gen APOE-e4, un factor de riesgo genético conocido de la enfermedad de Alzheimer, dijo Gottesman.

Los investigadores siguieron a casi 15,800 participantes en el estudio Riesgo de aterosclerosis en las comunidades (ARIC, por sus siglas en inglés). Se trata de un proyecto financiado por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU., diseñado para rastrear el efecto del endurecimiento de las arterias en la salud a largo plazo de las personas.

Los participantes se reclutaron entre 1987 y 1989, y se les siguió durante 25 años; se sometieron a una batería periódica de exámenes médicos que incluyeron pruebas de sus capacidades de pensamiento y memoria. En ese tiempo, se diagnosticó demencia a más o menos 1,500 de ellos.

"Los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca ya se habían asociado con problemas cerebrales, incluyendo la demencia", dijo Gottesman. "Observar la mediana edad es particularmente importante, porque parece que es el momento en que el riesgo es más alto".

El estudio no muestra una relación causal directa. Pero los investigadores encontraron que ciertos factores de riesgo cardiaco se asociaban con la demencia de forma individual:

  • La diabetes (un aumento del 77 por ciento en el riesgo de demencia).
  • La hipertensión (un aumento del 39 por ciento en el riesgo).
  • La prehipertensión (un aumento del 31 por ciento en el riesgo).
  • Fumar (un aumento del 41 por ciento en el riesgo).

Cualquier cosa que haga daño al corazón y a los vasos sanguíneos en la mediana edad podría deteriorar la capacidad a largo plazo del cuerpo de respaldar la función cerebral, advirtió Keith Fargo, director de programas científicos de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association).

"El cerebro utiliza una cantidad tremenda de energía y nutrientes en comparación con otros órganos del cuerpo, y lo que lleva oxígeno, glucosa y otros nutrientes al cerebro es el sistema circulatorio", dijo Fargo. "Cualquier cosa que altere ese proceso será un problema para el cerebro. Aunque el cerebro es muy resiliente, como cualquier órgano del cuerpo, hay un límite de lo que puede sufrir".

Los factores de riesgo cardiaco también podrían hacer que una persona sea más propensa a sufrir mini accidentes cerebrovasculares "silenciosos" que fomentan la demencia, dijo Gottesman.

Por último, las arterias endurecidas también podrían hacer que para el cuerpo sea más difícil eliminar las toxinas del cerebro, añadió.

En un estudio anterior con los participantes del ARIC, el equipo de Gottesman encontró que los factores de riesgo cardiaco en la mediana edad se asociaban con unos niveles más altos de beta amiloidea, una proteína pegajosa que se acumula en los cerebros de los pacientes de Alzheimer.

Es posible que un flujo sanguíneo fuerte elimine mejor la beta amiloidea del cerebro, sobre todo en la gente de mediana edad, sugirió Gottesman.

Aunque no haya resuelto esos factores de riesgo en la mediana edad, de cualquier forma puede ayudar a su cerebro al adoptar un estilo de vida saludable para el corazón en la vejez, dijeron Gottesman y Fargo.

"Diría que nunca es tarde, pero mejor antes que después", apuntó Fargo. "Hay cosas que se pueden hacer en cualquier momento de la vida para reducir el riesgo".

El estudio también encontró otros factores que parecen influir en el riesgo de demencia:

  • Los negros tenían un riesgo un 36 por ciento más alto que los blancos.
  • Los que no se graduaron de la secundaria tenían un riesgo un 61 por ciento más alto que las personas que sí se graduaron de la secundaria.
  • Las personas que portaban el gen APOE-e4 tenían un riesgo un 98 por ciento más alto que las que no portan el gen.

Los resultados del estudio aparecen en la edición en línea del 7 de agosto de la revista JAMA Neurology.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Rebecca Gottesman, M.D., Ph.D., professor, neurology, Johns Hopkins University, Baltimore; Keith Fargo, Ph.D., director, scientific programs, Alzheimer's Association; Aug. 7, 2017, JAMA Neurology, online

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Demencia
Enfermedad de Alzheimer
Enfermedades del corazón: Prevención
Últimas noticias de salud