Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_167683.html

La mayoría de las personas no son buenos compradores con respecto a la atención de la salud

Aunque creen en comparar los precios, no siguen hasta el final, informan unos investigadores
(*estas noticias no estarán disponibles después del 06/11/2017)
Robert Preidt
Traducido del inglés: martes, 8 de agosto, 2017
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 7 de agosto de 2017 (HealthDay News) -- Una nueva investigación pone en duda la idea de que permitir a los estadounidenses comparar los precios de los servicios de atención de la salud podría ayudar a ralentizar los costos en la atención de la salud.

"La idea es que si se da a los consumidores una buena información sobre los precios (y asegurarse de que pongan su propio dinero en deducibles altos o copagos), elegirán los proveedores y servicios con unos precios más bajos, y que las fuerzas del mercado harán que los gastos y los precios se reduzcan", dijo el Dr. Ateev Mehrotra, economista de la atención de la salud y médico en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

"Esa es la teoría. Deseábamos ver cómo funciona en la realidad. Resultó que la realidad es un poco más complicada que eso", añadió Mehrotra en un comunicado de prensa de la universidad.

Los investigadores examinaron las actitudes de los estadounidenses sobre la comparación de precios de los servicios de atención de la salud. En una encuesta nacional de 3,000 personas que tuvieron gastos médicos de desembolso adicionales recientes, los investigadores encontraron que solamente el 13 por ciento de los encuestados habían buscado información sobre los gastos anticipados antes de recibir la atención médica, y solamente el 3 por ciento había comparado los costos de los distintos proveedores antes de recibir sus servicios.

La mayoría de los encuestados dijeron que creían que comparar precios para la atención médica era importante y no creían que los proveedores más caros ofrecieran necesariamente un servicio de mayor calidad, indicaron los investigadores. La razón más habitual para evitar la comparación de precios fue la renuencia a cambiar de médico.

En un segundo estudio, los investigadores ofrecieron a los consumidores una herramienta para comparar los precios de una serie de servicios, incluyendo pruebas de laboratorio, visitas al consultorio y servicios de imágenes avanzadas. Solo unos pocos usaron la herramienta y pudieron comprar unos servicios menos caros. En general, reportaron los investigadores, el acceso a la herramienta no redujo de forma significativa los gastos de los pacientes ambulatorios.

Los hallazgos aparecen en la edición de agosto de la revista Health Affairs.

Los resultados se añaden a las evidencias en aumento de que el consumismo quizá no tenga tanto impacto en el aumento de los gastos de atención de la salud como plantean sus defensores, indicaron los autores del estudio.

"Tal y como están las cosas ahora, nuestros hallazgos sugieren que el grupo actual de leyes de transparencia y las herramientas en línea tienen un impacto limitado en la comparación de precios de la atención de la salud, e incluso menos impacto en los gastos o precios generales", dijo Mehrotra. "Las evidencias que hemos encontrado no respaldan el entusiasmo que los legisladores han mostrado por estas herramientas".


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTE: Harvard Medical School, news release, Aug. 7, 2017

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados