Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_167468.html

No postergue la cirugía para perder peso hasta que engorde más

Observan los mejores resultados en las personas con un IMC prequirúrgico de menos de 40, según un estudio
(*estas noticias no estarán disponibles después del 25/10/2017) Traducido del inglés: jueves, 27 de julio, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MIÉRCOLES, 26 de julio de 2017 (HealthDay News) -- Someterse a una cirugía para perder peso antes de llegar a tener una obesidad grave tiende a lograr unos mejores resultados.

Los investigadores encontraron que las personas que se sometieron a una cirugía bariátrica cuando su índice de masa corporal (IMC) era de menos de 40 fueron más propensas a lograr un IMC por debajo de 30 (con sobrepeso, pero no obesidad), en comparación con un IMC más alto.

Se considera obesa a una persona cuando tiene un IMC de 30 o más. Por ejemplo, una mujer de 5 pies y 5 pulgadas (1.65 metros) con 180 libras (casi 82 kilos) de peso tiene un IMC de 30. Un IMC por encima de 40 (por ejemplo, si la misma mujer pesara 240 libras [unos 109 kilos]) es una obesidad extrema.

"La cirugía bariátrica es extremadamente segura y efectiva, y se debe considerar como una terapia de primera línea en los pacientes con un IMC de 35 a 40", planteó el investigador líder, el Dr. Oliver Varban, director de cirugía bariátrica en los Sistemas de Salud de la Universidad de Michigan.

"Esperar a alcanzar un IMC de 50 o más solo sirve para limitar los beneficios de la cirugía bariátrica", dijo.

Más de un tercio de los adultos estadounidenses se consideran obesos. Además de la pérdida de peso, la cirugía bariátrica puede mejorar afecciones relacionadas con la obesidad, como la diabetes, la hipertensión, el colesterol alto y la apnea del sueño. Las personas obesas también tienen un riesgo más alto de muerte prematura, dijeron los investigadores en las notas de respaldo.

"En la obesidad, justo igual que con cualquier otra enfermedad progresiva, mientras antes se interviene mejores serán los resultados", aseguró el Dr. Stacy Brethauer, presidente de la Sociedad Americana de Cirugía Metabólica y Bariátrica (American Society for Metabolic and Bariatric Surgery).

Las personas para quienes la cirugía bariátrica es una opción tienen un IMC de 35 o más y también diabetes u otra enfermedad relacionada con la obesidad, o un IMC superior a los 40 sin otra afección, dijo Brethauer, cirujano bariátrica en la Clínica Cleveland.

"Les diría a los pacientes que si su IMC es superior a los 30, deben hablar con el médico para ayudar a gestionar su obesidad", aconsejó Brethauer. "Si su IMC supera los 35, debe comenzar a hablar sobre un tratamiento efectivo, que ahora mismo es la cirugía bariátrica".

En la actualidad, apneas más o menos un 1 por ciento de las personas elegibles para la cirugía bariátrica se someten a la operación, señaló.

"Hay un temor a la cirugía y los médicos son renuentes a remitir a los pacientes a la cirugía", dijo Brethauer. "Pero hay evidencias amplias de que la cirugía bariátrica es segura y efectiva".

En el estudio, Varban y sus colaboradores recolectaron datos de más de 27,000 pacientes que se sometieron a una cirugía bariátrica en Michigan entre 2006 y 2015.

Un año tras la cirugía, un 36 por ciento de los pacientes tenían un IMC de menos de 30, lo que se considera como una meta importante.

Esos pacientes eran más propensos que otros a haber tenido un IMC prequirúrgico de menos de 40.

Con un IMC final de menos de 30, los pacientes tuvieron más probabilidades de no tener que seguir tomando fármacos para la diabetes, la hipertensión y el colesterol alto. También fueron más propensos a curarse de la apnea del sueño, un trastorno del sueño relacionado con la obesidad, encontró el estudio.

El tipo de cirugía también planteó una diferencia. Hubo más probabilidades de que los procedimientos que redujeron el tamaño del estómago de forma permanente o que lo derivaron (como la gastrectomía en manga, la derivación gástrica o el cruce duodenal) resultaran en el IMC más saludable, en comparación con las bandas gástricas ajustables, un procedimiento reversible, dijo Varban.

Menos de un 9 por ciento de los pacientes con un IMC por encima de 50 alcanzaron el objetivo de un IMC por debajo de 30, señaló.

El informe aparece en la edición en línea del 26 de julio de la revista JAMA Surgery.

El Dr. Mitchell Roslin es jefe de cirugía para la obesidad en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Se mostró de acuerdo en que la cirugía más temprana con frecuencia ofrece unos mayores beneficios, en términos de la pérdida de peso y los problemas médicos relacionados.

Pero Roslin advirtió que someterse a la cirugía no significa que se alcanzará un peso normal.

Los pacientes también tienen que sopesar los beneficios y los riesgos de cada procedimiento, dijo.

Mientras más agresivo es el procedimiento, mayor es la pérdida de peso... pero también hay un riesgo más alto de efectos secundarios, apuntó Roslin.

"Mientras más cambiamos el estómago y los intestinos, más peso se pierde y menos probabilidades hay de recuperar el peso", dijo. "Pero hay más probabilidades de una evacuación más frecuente y la necesidad de tomar complementos de micronutrientes".

Otro especialista enfatizó que perder peso a cualquier nivel de obesidad es beneficioso.

"Perder peso es bueno en cualquier punto desde el que se empiece", afirmó el Dr. Bruce Wolfe, profesor en la división de cirugía bariátrica de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón.

Todo el que tiene un IMC de 50 o 60 en algún momento tuvo un IMC de 40, dijo Wolfe, coautor de un editorial que acompañó al estudio en la revista.

Someterse a una cirugía bariátrica antes podría evitar que los pacientes lleguen a un IMC de 50 o más, pero incluso los que tienen una obesidad grave pueden beneficiarse de la cirugía para perder peso, indicó Wolfe.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Oliver Varban, M.D., assistant professor, surgery, and director, bariatric surgery, University of Michigan Health Systems, Ann Arbor; Mitchell Roslin, M.D., chief, obesity surgery, Lenox Hill Hospital, New York City; Bruce Wolfe, M.D., professor, surgery, division of bariatric surgery, Oregon Health and Science University, Portland; Stacy Brethauer, M.D., bariatric surgeon, Cleveland Clinic, and president, American Society for Metabolic and Bariatric Surgery; July 26, 2017, JAMA Surgery

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Obesidad
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados