Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_167445.html

¿La tendencia 'anti-estatinas' supone una amenaza para la vida de algunas personas?

Las posibles consecuencias del movimiento, propagado por internet, preocupan a los expertos en problemas cardiacos
(*estas noticias no estarán disponibles después del 24/10/2017) Traducido del inglés: miércoles, 26 de julio, 2017
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 24 de julio de 2017 (HealthDay News) -- Una ola de escepticismo anticientífico podría poner a las personas con un colesterol alto en riesgo si las convence de que dejen de tomar estatinas, unos medicamentos que salvan vidas, advierten los expertos en problemas cardiacos.

Un "culto propagado por internet" está atacando a la seguridad y la efectividad de las estatinas que reducen el colesterol, a pesar de la gran cantidad de datos de ensayos clínicos que muestran que los medicamentos funcionan y producen unos efectos secundarios mínimos, dijo el Dr. Steven Nissen, presidente de medicina cardiovascular en la Clínica Cleveland.

"Desafortunadamente, estamos en una época en que, con internet, las personas con perspectivas radicales como esta pueden salirse con la suya", lamentó Nissen. "Han fomentado entre el público con mucha agresividad la idea de que estos medicamentos, que son responsables de salvar millones de vidas, de algún modo son malos para usted".

La mayoría de los efectos secundarios asociados con las estatinas son menores y pueden solucionarse ajustando la dosis o cambiando a otro tipo de estatina, señaló Nissen.

Pero algunos rumores propagados por internet animan a las personas a que dejen de tomar las estatinas, añadió Nissen. Los sitios web hablan de los graves, aunque raros, efectos secundarios de las estatinas, se inventan quejas sin fundamento contra los medicamentos e incluso cuestionan el riesgo que suponen los niveles altos de colesterol para la salud.

"Como médicos científicos, tenemos que manifestarnos al respecto", dijo Nissen. "Tenemos que volver a llevar la atención del público al hecho de que no es bueno tener el colesterol alto, y gran parte de la enfermedad cardiaca es prevenible si se abordan los factores de riesgo como el colesterol".

Nissen presenta sus argumentos en un editorial publicado el 24 de julio junto con un nuevo estudio en la revista Annals of Internal Medicine. Ese estudio encontró que los pacientes que siguen tomando estatinas incluso después de sufrir efectos secundarios tienen menos probabilidades de morir o de sufrir un ataque cardiaco o un accidente cerebrovascular (ACV) que las personas que dejan de tomar los medicamentos.

El famoso ensayo JUPITER de 2009 mostró que las personas que toman estatinas tienen un riesgo un 54 por ciento más bajo de ataque cardiaco, un 48 por ciento más bajo de ACV y un 46 por ciento más bajo de necesitar cirugía para volver a abrir o realizar un bypass en las arterias con coágulos.

Pero hasta tres cuartas partes de los pacientes dejan la terapia con estatinas en el plazo de 2 años después de sufrir un efecto secundario, o "un evento adverso" por los medicamentos, dijeron los autores del nuevo informe en las notas de respaldo.

El nuevo estudio encontró que los pacientes que siguieron tomando estatinas tuvieron una tasa de incidencia de mortalidad, de ataque cardiaco o de ACV de aproximadamente un 12 por ciento, mientras que los que dejaron de tomar las estatinas tuvieron una tasa de incidencia de alrededor del 14 por ciento, comentó el investigador principal, el Dr. Alexander Turchin, endocrinólogo en el Hospital Brigham and Women's de Boston.

"Nuestro estudio mostró que las personas que vuelven a tomar estatinas experimentan una reducción de los ataques cardiacos, los ACV y la mortalidad por cualquier causa", dijo Turchin.

De los más de 28,000 pacientes tratados con estatinas en dos hospitales importantes de Boston, más del 70 por ciento siguieron tomando los medicamentos después de sufrir efectos secundarios, observaron los investigadores. A estos pacientes les fue mejor durante la próxima década que a los que las dejaron, según el informe.

Los investigadores también realizaron un análisis secundario con 7,600 pacientes que cambiaron a una estatina distinta después de un evento adverso.

Aproximadamente el 26 por ciento de los pacientes reportaron una reacción adversa a la segunda estatina, pero más del 80 por ciento siguieron tomando el medicamento, según los hallazgos.

"Parece que pudieron tolerar los síntomas recurrentes, por lo que esos síntomas probablemente no eran muy graves", comentó Turchin.

Los dolores musculares son los efectos secundarios más habituales asociados a las estatinas, y aproximadamente un 20 por ciento de los pacientes reportan dichos síntomas, dijo el Dr. Donald Lloyd-Jones, profesor de medicina preventiva y cardiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Northwestern, en Chicago.

Pero las estatinas quizá no necesariamente sean la causa de esos dolores musculares, dijo Lloyd-Jones, que es vocero de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

Los estudios han mostrado que tres cuartas partes de las personas que se quejan de dolores musculares cuando toman estatinas no notan ninguna diferencia cuando cambian a un medicamento placebo, dijo.

"Tienen dolores musculares igualmente", dijo Lloyd-Jones. "Si uno lo piensa, en general las personas que toman estatinas son un poco más mayores, y les aconsejamos que se mantengan activos físicamente por su salud cardiaca. Van a tener algunos dolores musculares".

Otra preocupación habitual comentada en internet tiene que ver con el aumento en el riesgo de diabetes. Lloyd-Jones dijo que las estatinas pueden aumentar los niveles de azúcar en la sangre, lo cual crea un riesgo entre un 10 y un 20 por ciento más alto de desarrollar diabetes.

"Pero, y es un gran pero, las personas con un nivel de azúcar en la sangre normal y las que no son significativamente obesas no desarrollan diabetes por tomar una estatina", dijo Lloyd-Jones. "Son solo las personas que ya están en riesgo alto de desarrollar diabetes las que experimentan un ligero aumento de azúcar en la sangre por tomar una estatina que las hace superar el umbral del diagnóstico".

Hay otras quejas que carecen completamente de fundamento, como la idea de que las estatinas contribuyen a la demencia, dijo Nissen.

"Este es el tipo de cosas que asusta a la gente", comentó Nissen.

Muchos de estos esfuerzos son propiciados por personas que defienden las dietas de moda y los complementos dietéticos, añadió Nissen.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Steven Nissen, M.D., chairman, cardiovascular medicine, Cleveland Clinic's Heart & Vascular Institute; Alexander Turchin, M.D., endocrinologist, Brigham and Women's Hospital, Boston; Donald Lloyd-Jones, M.D., professor, cardiology, and chair, preventive medicine, Northwestern University Feinberg School of Medicine, Chicago; July 24, 2017, Annals of Internal Medicine, online

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Accidente cerebrovascular
Ataque al corazón
Estatinas
Últimas noticias de salud