Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_167220.html

Se tardarán años en acabar con la epidemia de abuso de opiáceos en EE. UU., según un informe

Un panel de expertos pide unas prácticas más estrictas de emisión de recetas de opiáceos, sin perjudicar a los pacientes que los necesiten
(*estas noticias no estarán disponibles después del 12/10/2017)
Margaret Farley Steele
Traducido del inglés: viernes, 14 de julio, 2017
Imagen de noticias HealthDay

JUEVES, 13 de julio de 2017 (HealthDay News) -- Unos científicos que desarrollaron un amplio "plan de acción" para combatir la epidemia de abuso de opiáceos en EE. UU. advierte que no existe una solución rápida.

Las medidas necesarias incluyen unas prácticas más estrictas de emisión de recetas, un mayor acceso al tratamiento, educación para médicos y pacientes e investigación sobre las alternativas a los analgésicos adictivos, según un nuevo informe publicado el jueves por las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina (National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine).

La evaluación del informe "es un desarrollo tranquilizador, pero que debió hacerse hace mucho", señaló el Dr. Harshal Kirane, director de servicios de la adicción en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York.

"Aunque la concienciación pública sobre la epidemia de opiáceos está en aumento, la movilización de una infraestructura para abordar de forma adecuada la carga de la enfermedad sigue quedándose muy por detrás", lamentó Kirane. Este informe ofrece un mapa para la acción futura, desde las agencias locales hasta el liderazgo nacional, apuntó, pero se preguntó quién querrá participar.

El panel que redactó el informe reconoció que la solución podría tardar mucho en llegar.

Los autores del informe "deseaban transmitir un mensaje claro sobre la magnitud del desafío. El desarrollo de esta epidemia tardó casi dos años, y su resolución conllevará años", dijo Richard Bonnie, presidente del comité que escribió el informe.

"Este informe ofrece un plan de acción dirigido en particular a las profesiones de la salud y a las agencias gubernamentales responsables de regularlas", apuntó Bonnie, director del Instituto de Ley, Psiquiatría y Políticas Públicas de la Universidad de Virginia.

En Estados Unidos, más de dos millones de personas son adictas a los analgésicos recetados, y casi 600,000 están enganchadas a la heroína, según el informe.

El Dr. Scott Krakower es jefe asistente de la unidad de psiquiatría del Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York. Al revisar el informe, dijo que "es importante abordar esta epidemia 'de frente' al mejorar la concienciación pública, al educar a más profesionales sobre este trastorno y el dolor crónico, al establecer más supervisión respecto al desarrollo de estos medicamentos, y al ampliar los recursos para que el público reciba tratamiento basado en las evidencias para estas afecciones".

Las regulaciones que buscan restringir el uso ilícito de los analgésicos podrían haber fomentado accidentalmente el uso de heroína, porque es más barata y más fácil de obtener que analgésicos como OxyContin (oxicodona) y Vicodin (hidrocodona). "Muchas personas que de otra forma hubieran estado usando opiáceos recetados han pasado al uso de heroína", anotó el informe.

Bonnie apuntó que "el amplio alcance de la epidemia ha borrado las barreras sociales, que antes estaban muy marcadas, entre los opiáceos recetados y los fabricados ilegalmente, como la heroína".

Pero el plan implica reducir la cantidad de recetas innecesarias de analgésicos al mismo tiempo que continúa ayudando a los que sufren de dolor crónico, dijo Bonnie en un comunicado de prensa de las academias.

El informe anotó que las muertes por sobredosis de opiáceos ilícitos (como la heroína y el fentanilo) casi se triplicaron entre 2011 y 2015, y dijo que prevenir las muertes relacionadas con los medicamentos y las drogas se debe convertir en una prioridad de salud pública.

Eso significa mejorar el acceso al medicamento naloxona, que bloquea o revierte los efectos de los opiáceos, dijeron los autores del estudio. También recomiendan mejorar el acceso al equipamiento seguro para inyectarse, para reducir la transmisión del VIH y la hepatitis C.

El informe del comité también llamó a:

  • Una ampliación del tratamiento para el trastorno de uso de opiáceos. La Administración sobre el Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental de EE. UU. y otras agencias federales deben ayudar a los estados a ofrecer un "acceso universal" al tratamiento comprobado en lugares como los hospitales, los ámbitos de la justicia criminal y los centros de tratamiento por el uso de sustancias.
  • Una educación obligatoria relacionada con el dolor para todo el que administre atención a las personas con dolor. Se debe enseñar a médicos y farmacéuticos a reconocer y orientar a los usuarios de opiáceos que parecen estar en riesgo de adicción y sobredosis. Los emisores de recetas también necesitan un entrenamiento básico en el tratamiento de los trastornos de uso de opiáceos.
  • La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. debe completar la revisión sobre la seguridad y la efectividad de todos los opiáceos aprobados.
  • El desarrollo de un programa de educación pública para aumentar la concienciación entre los pacientes con dolor y el público general.
  • La ampliación de los "días de devolución de medicamentos" para incluir cualquier farmacia en cualquier día, no solo eventos puntuales de devolución.

El informe abordó a las compañías de seguro, y también recomendó que las aseguradoras encuentren formas de reembolsar una gestión rentable del dolor, que incluya tratamientos farmacológicos y no farmacológicos.

El comité también mencionó varias vías de investigación futura. En particular, dijo que los fabricantes de medicamentos y las agencias gubernamentales deben financiar investigación sobre la naturaleza del dolor y el trastorno de uso de opiáceos, e invertir en nuevos tratamientos no adictivos para el dolor.

Las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina son una organización sin fines de lucro que asesora al gobierno federal sobre las soluciones a problemas complejos de salud pública.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Harshal Kirane, M.D., director, addiction services, Staten Island University Hospital, New York City; Scott Krakower, D.O., assistant unit chief, psychiatry, Zucker Hillside Hospital, Glen Oaks, N.Y.; National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine, news release, July 13, 2017

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Abuso y adicción de opioides
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados