Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_167189.html

Muy pocos niños reciben un EpiPen cuando lo necesitan, según un estudio

Con frecuencia, se pasa por alto el tratamiento de primera línea para una reacción alérgica grave
(*estas noticias no estarán disponibles después del 11/10/2017) Traducido del inglés: jueves, 13 de julio, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MIÉRCOLES, 12 de julio de 2017 (HealthDay News) -- Los EpiPens son la solución favorita cuando un niño tiene una reacción alérgica grave. Pero muchos niños no reciben este tratamiento esencial, encontraron unos investigadores de EE. UU.

Incluso cuando el dispositivo de administración de epinefrina ha sido recetado, los padres o cuidadores con frecuencia no lo usan ante una reacción alérgica potencialmente letal conocida como anafilaxia, encontraron los investigadores.

"En nuestro estudio, menos de la mitad de los niños que experimentaron una anafilaxia recibieron la epinefrina antes de llegar al hospital", comentó la Dra. Melissa Robinson, becaria de alergias e inmunología en National Jewish Health, en Denver.

Su equipo examinó los expedientes médicos de más de 400 niños con una edad promedio de 7 años que fueron tratados por una anafilaxia en un departamento de emergencia o de atención de urgencia en Columbus, Ohio. Los investigadores deseaban ver si se había usado un EpiPen cuando los síntomas aparecieron.

Más o menos dos tercios de los niños tenían antecedentes conocidos de anafilaxia, y a casi la mitad les habían recetado un dispositivo tipo EpiPen.

Pero "solo dos tercios de los niños con una receta de un autoinyector de epinefrina lo tenían disponible en el momento de la reacción", dijo Robinson.

Era menos probable que se trataran con epinefrina los síntomas de anafilaxia que ocurrieron en casa que los que ocurrieron en la escuela, encontró el estudio.

Y los niños que no recibieron la epinefrina antes de recibir la atención de emergencia tenían menos probabilidades de que les dieran de alta para volver a casa, dijeron los investigadores.

Incluso en el centro médico, solo la mitad de los pacientes, incluyendo los que recibieron epinefrina antes de llegar, recibieron el tratamiento con epinefrina.

La anafilaxia ha aumentado en las dos últimas décadas, según las notas de respaldo del estudio. Las investigaciones anteriores han mostrado que el tratamiento temprano con epinefrina previene los fallecimientos, estabiliza la presión arterial y reduce las hospitalizaciones, apuntaron los investigadores.

Los alimentos, como los cacahuates, son los desencadenantes más comunes de alergias graves. Las picaduras de insectos, los medicamentos y el látex son otras causas importantes.

"Hay múltiples factores de la falta de uso de la epinefrina durante la anafilaxia", dijo Robinson. Entre ellos se encuentra un retraso en el reconocimiento de los síntomas, como un sarpullido, una inflamación de la garganta y respiración sibilante.

Es probable que "una mala comprensión de las indicaciones de uso de la epinefrina, el acceso a la atención de parte de un especialista [alergólogo] y posiblemente el costo o el estatus socioeconómico" también contribuyan al problema, planteó Robinson.

Una marca de epinefrina, el EpiPen de Mylan, disparó su precio a más de 600 dólares por un paquete de dos en los últimos años, pero las versiones genéricas cuestan ahora 300 dólares o menos, y los cupones de los fabricantes también reducen el precio.

Los proveedores de atención de la salud, los pacientes y sus familias deben tener una mejor educación sobre la anafilaxia, planteó Robinson.

"Los pacientes deben recibir un seguimiento cercano de parte de un alergólogo para revisar las señales y los síntomas de anafilaxia", dijo.

Es esencial identificar una reacción potencialmente peligrosa pronto, y usar la epinefrina mejor antes que después, comentó la Dra. Vivian Hernández Trujillo, directora de alergias e inmunología en el Hospital Pediátrico Nicklaus, en Miami.

Cuando se implican dos o más sistemas del cuerpo, por ejemplo la piel, los ojos, el estómago o el tracto respiratorio, ha llegado el momento del tratamiento, dijo Hernández Trujillo, que no participó en el estudio.

Pero la investigación de Robinson encontró que los niños con una implicación de múltiples órganos son menos propensos que los que tienen un órgano afectado a recibir epinefrina antes de acudir al hospital.

"La educación es el principal problema", dijo Hernández Trujillo. Una persona con antecedentes de reacciones alérgicas graves debe llevar encima la epinefrina en todo momento, enfatizó.

Los síntomas de una alergia grave por lo general comienzan unos 5 a 30 minutos tras el contacto con el desencadenante. Pero en algunos casos puede tardar más de una hora, según la Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología (American Academy of Allergy Asthma & Immunology).

Además del sarpullido, la inflamación y la respiración sibilante, los síntomas preocupantes incluyen desmayarse, una opresión en el pecho, problemas para respirar y ronquera. También pueden incluir vómitos, diarrea y calambres estomacales.

El estudio aparece en la edición del 12 de julio de la revista Annals of Allergy, Asthma and Immunology.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Melissa Robinson, D.O., allergy and immunology fellow, National Jewish Health, Denver; Vivian Hernandez-Trujillo, M.D., medical director, division of allergy and immunology, Nicklaus Children's Hospital, Miami; July 12, 2017, Annals of Allergy, Asthma and Immunology

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Salud del niño
Servicios de emergencias médicas
Últimas noticias de salud