Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_167070.html

Una lesión grave en la cabeza podría aumentar el riesgo de demencia años más tarde

La amenaza es incluso mayor cuando la lesión ocurre en la mediana edad, revela un estudio
(*estas noticias no estarán disponibles después del 04/10/2017) Traducido del inglés: jueves, 6 de julio, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MIÉRCOLES, 5 de julio de 2017 (HealthDay News) -- Una lesión grave en la cabeza, sobre todo en la mediana edad, podría aumentar de forma dramática el riesgo de desarrollar demencia más adelante en la vida, sugiere una nueva investigación de Finlandia.

La investigación siguió el riesgo de demencia entre las personas que habían sufrido una lesión cerebral traumática [LCT] a los 65 años o antes. Al final, los investigadores determinaron que no solo el riesgo de los que habían sufrido una LCT aumentó, sino que mientras peor fue la lesión inicial, mayor era el riesgo de demencia.

"El estudio mostró que un 3.5 por ciento de las personas con una LCT de moderada a grave [fueron] diagnosticadas con una enfermedad neurodegenerativa [como la demencia] más adelante en la vida", apuntó el autor del estudio, el Dr. Rahul Raj, profesor asociado de neurocirugía experimental en el Hospital de la Universidad de Helsinki.

"Esto es sustancialmente más alto en comparación con los pares de la misma edad sin antecedentes de lesión cerebral", anotó.

En comparación, "solo un 1.6 por ciento de las personas con una LCT leve fueron diagnosticadas con una enfermedad neurodegenerativa", añadió Raj, lo que pone a los pacientes de LCT de moderada a grave en un riesgo un 90 por ciento más alto de demencia que los pacientes de LCT leve.

Los autores del estudio apuntaron que esta investigación podría mostrar tan solo una asociación; no pudo probar un vínculo causal directo entre la lesión cerebral traumática y la demencia.

Además, una lesión cerebral traumática solo se vinculó con un riesgo más alto de desarrollar demencia, no con un riesgo más alto de otras afecciones neurológicas, como el Parkinson o la ELA (la enfermedad de Lou Gehrig).

La Asociación Americana de Cirujanos Neurológicos (American Association of Neurological Surgeons, AANS) señala que más o menos 1.7 millones de estadounidenses experimentan algún tipo de lesión cerebral traumática cada año, con frecuencia como resultado de una caída, un accidente de coche o un accidente con un arma de fuego.

Entre los pacientes con una lesión cerebral traumática de moderada a grave, alrededor de uno de cada tres al final fallece debido a su lesión, anotó Raj. Uno de cada dos supervivientes termina enfrentándose a discapacidades durante toda la vida. La AANS calcula que más de 5 millones de estadounidenses viven con una discapacidad inducida por una LCT.

El nuevo estudio incluyó a más de 40,000 adultos finlandeses de 18 a 65 años de edad que habían sido hospitalizados con lesiones cerebrales traumáticas leves, moderadas o graves. Las lesiones ocurrieron entre 1987 y 2014. Los investigadores siguieron a los participantes del estudio durante unos 11 años.

Hubo aproximadamente 20,000 pacientes con una LCT leve, y fueron hospitalizados durante menos de un día. Ninguno experimentó una lesión cerebral traumática como un hematoma, inflamación, sangrado o un coágulo sanguíneo en el cerebro.

Más de 20,000 pacientes con lesiones cerebrales traumáticas de moderadas a graves habían sido hospitalizados durante un mínimo de tres días. Todos habían sido diagnosticados con alguna forma de lesión cerebral seria.

No hubo diferencias significativas entre los dos grupos en términos de la edad, el nivel educativo o los ingresos.

Aunque se observó un riesgo superior al promedio de demencia en todos los pacientes con LCT, el grupo de moderado a grave se enfrentaba a un riesgo significativamente más alto que el grupo leve.

El aumento más marcado en el riesgo se observó entre los que habían sufrido una lesión cerebral traumática entre los 41 y los 50 años de edad. Sus probabilidades de demencia fueron de casi el triple frente a alguien con una lesión leve.

Entre los que tuvieron una LCT entre los 51 y los 50, las probabilidades de demencia se duplicaron, mostró el estudio.

Más personas en el grupo de moderado a grave también terminaron con demencia antes de los 65 años, en comparación con las del grupo leve (un 40 frente a un 26 por ciento, respectivamente).

Raj dijo respecto a los supervivientes de una LCT que "incluso tras [una] recuperación que parezca [completa], hay un riesgo subyacente de demencia que probablemente nunca desaparezca".

"Hasta que tengamos un tratamiento específico para esto, es extremadamente importante minimizar otros factores de riesgo de la demencia, como la hipertensión, los niveles altos de colesterol, fumar tabaco y consumir alcohol", anotó.

El Dr. Anton Porsteinsson, profesor de psiquiatría y director del Programa de Atención, Investigación y Educación sobre la Enfermedad de Alzheimer de la Facultad de Medicina de la Universidad de Rochester en Rochester, Nueva York, comentó que los hallazgos sugieren que los efectos de una lesión cerebral traumática pueden ser "duraderos o incluso permanentes".

¿Por qué? Porsteinsson dijo que una lesión cerebral probablemente provoca una pérdida en la "reserva cerebral", al mismo tiempo que fomenta cambios problemáticos en la química general del cerebro.

"Que el riesgo sea más alto en la mediana edad no es sorprendente", añadió, "porque el cerebro tiene menos capacidad de recuperarse de una lesión en ese periodo. Y también es el periodo en que los procesos que en última instancia podrían resultar en enfermedad de Alzheimer, incluso décadas después, tienden a comenzar".

Según Porsteinsson, la conclusión es que "tomar medidas para minimizar el riesgo de LCT es bastante relevante" entre las personas de mediana edad, "y no lo es menos que entre los deportistas jóvenes".

El estudio aparece en la edición del 5 de julio de la revista PLOS Medicine.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Rahul Raj, M.D., Ph.D., associate professor, experimental neurosurgery, department of neurosurgery, Helsinki University Hospital, Finland; Anton Porsteinsson, M.D., professor, psychiatry, and director, Alzheimer's Disease Care, Research and Education Program, University of Rochester School of Medicine, Rochester, N.Y.; July 5, 2017, PLOS Medicine

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Demencia
Lesión cerebral traumática
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados