Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_166865.html

Las pruebas de los tejidos pueden detectar el Zika al nacer, según los CDC

Solo 1 de cada 10 casos posibles resultaron realmente ser positivos, según un informe
(*estas noticias no estarán disponibles después del 21/09/2017)
Margaret Farley Steele
Traducido del inglés: viernes, 23 de junio, 2017

JUEVES, 22 de junio de 2017 (HealthDay News) -- La exposición al virus del Zika en el embarazo puede causar estragos en los bebés, pero diagnosticar esta infección antes del nacimiento sigue siendo un desafío. Pero ahora hay algunas buenas noticias: Las autoridades de salud estadounidenses afirman que las pruebas del tejido de la placenta y el feto después de que haya nacido el bebé pueden confirmar o descartar que haya una infección.

Dichas pruebas encontraron que solamente 1 de cada 10 que estaban en peligro de ser infectados realmente lo estaban, y la infección no significó que automáticamente se produjeran defectos congénitos, reportaron el jueves los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Se puede seguir pensando en hacer las pruebas de los tejidos de la placenta de los nacimientos vivos cuando los resultados de la prueba del Zika en la madre no son definitivos o cuando la prueba no se haya realizado dentro del periodo óptimo", afirmaron los investigadores dirigidos por la Dra. Sarah Reagan-Steiner, del Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas de los CDC.

La infección con el Zika se propaga la mayoría de las veces a través de los mosquitos, pero se puede trasmitir a través de las relaciones sexuales. Normalmente provoca solo síntomas leves en los adultos con un buen estado de salud. Pero la infección durante el embarazo puede resultar en defectos congénitos graves, incluyendo la microcefalia (una cabeza más pequeña de lo normal) y anomalías cerebrales.

Los médicos deben saber qué bebés tienen que monitorizar. Pero los análisis de sangre actuales no son infalibles, y solo se dispone de un periodo corto para la detección adecuada, explicaron los investigadores en las notas de respaldo.

En busca de un método mejor, el nuevo estudio analizó los resultados de las pruebas del tejido para la infección con el Zika relacionada con el embarazo en los 50 estados y en Washington, D.C.

"Aunque la cantidad de mujeres embarazadas cuyo diagnóstico del Zika fue confirmado a través de la prueba de la placenta es baja, este tipo de prueba puede proporcionar un diagnóstico definitivo, lo que puede ayudar a las familias y a los médicos a diseñar el plan adecuado de seguimiento", afirmaron los investigadores en la edición del 22 de junio de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

La Dra. Jennifer Wu, obstetra y ginecóloga del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, dijo que el informe enfatiza la importancia de las pruebas postnatales del Zika.

"Con frecuencia hay una incertidumbre con respecto a si la madre contrajo el virus durante el embarazo, y la precisión de las pruebas prenatales realizadas a la madre tiene limitaciones", explicó Wu.

"Cuando las pruebas posteriores al parto confirman la infección, debe realizarse un seguimiento cercano del [bebé]", añadió. "Aunque la microcefalia es evidente al nacer, otros efectos más sutiles de la infección con el Zika quizá no se sepan de inmediato".

Otra experta se mostró de acuerdo.

"Aunque las pruebas del tejido de la placenta pueden ser útiles, no arroja toda la información", dijo la Dra. Jill Rabin. "Las mujeres con pruebas que dan positivo quizá no tengan bebés con [defectos] obvios; sin embargo, sus hijos podrían presentar posteriormente problemas funcionales, como dificultades de la vista, el oído o retrasos en el desarrollo".

Los científicos están "averiguando más cosas sobre la infección con el virus del Zika a medida que el tiempo pasa y se refinan las pruebas diagnósticas", añadió Rabin, jefa conjunta de los Programas de Salud de las Mujeres y Servicios PCAP de Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York.

Los investigadores de los CDC encontraron que de 546 nacimientos vivos con una posible exposición materna al virus del Zika, solo el 11 por ciento (60 bebés) dieron positivos.

En 81 casos de pérdida de embarazo en los que se dispuso de los tejidos para usarlos como muestras, el 22 por ciento (18 casos) dieron positivo en el virus del Zika.

Y en casi 400 nacimientos donde se había producido una infección, las pruebas pudieron confirmar el Zika en el 10 por ciento de los bebés. Las pruebas del tejido descartaron el Zika en otro 10 por ciento de los casos en los que la infección probablemente se produjo bastante antes de que se realizara el análisis de sangre a la madre, indicaron los investigadores.

El mejor modo de prevenir la infección es evitar las picaduras de los mosquitos, y evitar mantener relaciones sexuales arriesgadas con alguien que quizá haya contraído el Zika, afirmaron los expertos.

"Las mujeres en edad reproductiva deberían evitar viajar a las zonas con unas tasas altas del virus del Zika, y si se encuentran en esas zonas, usar repelentes de insectos con DEET, mosquiteras, mantenerse en interiores y usar aire acondicionado debería reducir el riesgo", indicó Rabin.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Jennifer Wu, M.D., obstetrician-gynecologist, Lenox Hill Hospital, New York City; Jill Rabin, M.D., co-chief, Women's Health Programs-PCAP Services, Northwell Health, New Hyde Park, N.Y.; June 22, 2017, Morbidity and Mortality Weekly Report

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Pruebas de laboratorio
Virus del Zika
Últimas noticias de salud