Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_166812.html

Un estudio sugiere un vínculo entre algunas estatinas y el riesgo de Parkinson

Pero la conexión solo se observó con ciertos tipos de los fármacos para reducir el colesterol
(*estas noticias no estarán disponibles después del 19/09/2017) Traducido del inglés: miércoles, 21 de junio, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MARTES, 20 de junio de 2017 (HealthDay News) -- Las personas que toman estatinas para reducir el colesterol quizá tengan un riesgo ligeramente más alto de desarrollar enfermedad de Parkinson, sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores dijeron que el hallazgo no prueba que las estatinas tengan la culpa. Pero añadieron que los hallazgos socavan la idea de que las estatinas podrían ayudar a proteger del Parkinson.

¿De dónde salió esa idea? Investigaciones anteriores han mostrado que las personas con el colesterol alto tienden a tener un riesgo más bajo de Parkinson, explicó la Dra. Xuemei Huang, profesora de neurología en el Colegio de Medicina de la Universidad Estatal de Pensilvania.

Dado que muchas de esas personas son tratadas con estatinas, esto llevó a la especulación de que los fármacos, en lugar del colesterol en sí, podrían resultar protectores.

Pero hasta ahora, los estudios han arrojado conclusiones mixtas, según Huang. Algunos han vinculado a las estatinas con un riesgo más bajo de Parkinson, mientras que otros no han encontrado una conexión o han hallado un aumento en el riesgo.

Aquí entra el nuevo estudio. Usando expedientes médicos de más de 4,600 adultos de EE. UU., con y sin Parkinson, el equipo de Huang encontró que los usuarios de estatinas tenían un riesgo más alto de ser diagnosticados con la enfermedad neurológica.

Cuando los investigadores indagaron con más profundidad, encontraron que ciertas estatinas (las que sol liposolubles en lugar de hidrosolubles) se vinculaban con el riesgo de Parkinson.

Esto es notable, según Huang, porque solo las estatinas liposolubles pueden cruzar de la sangre al cerebro. Las estatinas liposolubles incluyen a medicamentos como atorvastatina (Lipitor), fluvastatina (Lescol) y simvastatina (Zocor).

"Esto no significa que las estatinas estén provocando el Parkinson", anotó Huang.

Enfatizó que las personas que toman los medicamentos para reducir su riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular (ACV) no deben dejar de hacerlo.

Pero Huang señaló que los hallazgos plantean una pregunta importante: ¿Podrían algunas estatinas acelerar la progresión de alguien que esté en las etapas tempranas y sin síntomas del Parkinson?

El estudio descubrió pistas de que podría ser así, según Huang. Las personas que tomaban estatinas se enfrentaban a un mayor riesgo de un diagnóstico de Parkinson en un plazo de 2.5 años tras comenzar a tomar los medicamentos, pero esas probabilidades se reducían posteriormente.

Una neuróloga que no participó en el estudio dijo que la conexión entre las estatinas y el Parkinson ha sido controversial.

"En realidad no podemos sacar ninguna conclusión", comentó la Dra. Olga Waln, especialista en el tratamiento de trastornos del movimiento en el Hospital Metodista de Houston, en Texas.

"No animaría a nadie a dejar de tomar una estatina que esté usando para prevenir la enfermedad cardiovascular", dijo Waln. "Tampoco animaría a nadie a usar una estatina para ayudar a prevenir el Parkinson".

El Parkinson es un trastorno del movimiento que afecta a casi un millón de personas tan solo en Estados Unidos, según la Parkinson's Disease Foundation.

Su causa no está clara, pero a medida que la enfermedad avanza, el cerebro pierde las células que producen dopamina, una sustancia que regula el movimiento. Como resultado, las personas sufren síntomas como temblores, rigidez en las extremidades, y problemas de equilibrio y coordinación que empeoran de forma gradual con el tiempo.

El colesterol alto se ha vinculado con un riesgo más bajo de Parkinson, pero nadie sabe aun por qué, dijo Huang.

Los hallazgos actuales se basan en los registros de una gran base de datos de reclamaciones de seguro de salud. El equipo de Huang se enfocó en más de 2,300 pacientes recién diagnosticados con Parkinson. Compararon a cada uno con un paciente de la misma edad y sexo que no sufría del trastorno.

En general, encontró el estudio, hubo una conexión entre el uso de una estatina en el pasado y unas mayores probabilidades de ser diagnosticado con Parkinson. En específico, las personas que habían usado una estatina liposoluble tenían unas probabilidades un 58 por ciento más altas, frente a las personas que nunca habían utilizado una estatina.

No hubo un vínculo estadístico entre el Parkinson y las estatinas hidrosolubles, como pravastatina (Pravachol) y rosuvastatina (Crestor).

Waln dijo que los hallazgos sobre las estatinas liposolubles son "muy interesantes", dado que esos medicamentos pueden cruzar la barrera hematoencefálica.

"Esto amerita más investigación", afirmó.

Según Waln, lo que se necesita son estudios "prospectivos", que den seguimiento a un grupo de personas a lo largo del tiempo, en lugar de revisar expedientes médicos.

Huang dijo que solo podía especular sobre cómo las estatinas podrían acelerar la progresión del Parkinson, si es que en realidad lo hacen. Pero anotó que las estatinas podrían reducir no solo el colesterol, sino también un compuesto llamado coenzima Q10. Ese compuesto produce energía para las células, y hay evidencias de que podría ayudar a proteger a las células nerviosas.

Por ahora, según Huang, "la prevención de la enfermedad cardiaca y el ACV son la prioridad".

De forma que las personas con un riesgo más alto de esas enfermedades comunes y potencialmente letales deben seguir tomando estatinas, afirmó.

Pero, añadió Huang, las personas preocupadas por el Parkinson debido a antecedentes familiares quizá deban hacer algunas preguntas a su médico.

"Si, por ejemplo, su madre y su abuela tuvieron Parkinson, pero usted no tiene antecedentes familiares de ataque cardiaco o ACV", planteó Huang. "Quizá deba hacer más preguntas sobre los beneficios y riesgos de tomar una estatina".

Los hallazgos aparecen en la edición de junio de la revista Movement Disorders.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Xuemei Huang, M.D., professor, neurology, Penn State College of Medicine, Hershey, Pa.; Olga Waln, M.D., neurologist, Houston Methodist, Houston; June 2017 Movement Disorders

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Enfermedad de Parkinson
Enfermedades del corazón
Estatinas
Últimas noticias de salud