Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_166564.html

A medida que las temperaturas veraniegas se disparan, manténgase seguro

Un médico de emergencias ofrece consejos para evitar los problemas de salud por el calor
(*estas noticias no estarán disponibles después del 11/09/2017)
Robert Preidt
Traducido del inglés: martes, 13 de junio, 2017
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 12 de junio de 2017 (HealthDay News) -- A medida que la primera gran ola de calor de la temporada asola a gran parte del este de Estados Unidos, la gente debe tomar medidas para prevenir las enfermedades relacionadas con el calor, señala un médico de emergencias.

Es probable que haya temperaturas elevadas y alta humedad desde las costas de Nueva Inglaterra hasta las Grandes Llanuras. Las temperaturas podrían superar los 90 ºF (los 32 ºC) durante días, según The Weather Channel. En algunas áreas, se podrían romper los récords de temperaturas altas del siglo XIX, reportó USA Today.

"Es esencial beber bastantes líquidos frescos, y estar fuera del sol al mediodía [de 10 a.m. a 2 p.m.], cuando el sol tiene típicamente más fuerza", aconsejó el Dr. Robert Glatter, médico de emergencias en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Intente reducir los esfuerzos cuando el índice de calor aumente; conserve su energía", recomendó.

"Si va a hacer ejercicio en el calor menos de una hora, asegúrese de beber agua fresca antes de comenzar el ejercicio, y también tras terminar su ejercicio. Con menos de una hora de ejercicio, generalmente no es necesario recuperar sal ni beber bebidas deportivas. Pero el índice de calor y la humedad son factores importantes para elegir el líquido ideal", dijo Glatter.

Si planifica hacer ejercicio en condiciones de calor y humedad durante más de una hora, es importante consumir una bebida deportiva, además del agua, para recuperar la sal perdida mediante el sudor, señaló Glatter. "Unos panecillos salados también son una buena alternativa a una bebida deportiva, si lo prefiere", añadió.

Lo mejor es permanecer en interiores con aire acondicionado, si es posible. Si no hay aire acondicionado, puede reducir su temperatura rociando agua fría en su piel y usando un ventilador.

Si sale, use ropa de colores claros y que no le quede ajustada, y un sombrero de ala ancha. Úntese filtro solar y vuelva a untárselo cada dos horas mientras esté al sol, dijo Glatter.

Y nunca deje a un niño en un coche aparcado en verano. "Cuando afuera se está a 90 ºF (32.2 ºC), la temperatura puede superar los 150 ºF (65.6 ºC) dentro del coche en apenas 15 a 20 minutos", advirtió Glatter.

"Incluso si se está a 70 ºF (21 ºC) al aire libre, la temperatura puede llegar a más de 100 ºF (más de 38 ºC) en menos de 30 minutos. Las ventanas del coche atrapan al calor, casi como en un efecto invernadero", indicó.

La ASPCA recuerda a los dueños de mascotas que el mismo consejo aplica para nuestros compañeros animales: no los deje dentro del coche. Incluso con las ventanas un poco abiertas, la temperatura de un coche puede aumentar hasta que sea peligrosa, y los perros no se enfrían a sí mismos con la misma eficiencia que los humanos.

Durante cualquier periodo de calor y humedad elevados, vigile de cerca a las personas mayores y a los niños, porque tienen un riesgo más alto de enfermedad relacionada con el calor, dijo Glatter.

"Los calambres por el calor y el agotamiento por calor son las enfermedades relacionadas con el calor más comunes. Las náuseas, el mareo y los calambres musculares son lo más común con esta afección. La piel podría estar fría y húmeda, con una sudoración copiosa", comentó.

Dependiendo de la gravedad de los síntomas, quizá sea necesario aplicar fluidos por vía intravenosa para ayudar a reducir los efectos del calor. "Un espacio con aire acondicionado también es esencial para ayudar a las personas a enfriar sus cuerpos de forma más efectiva", planteó.

La insolación es incluso más grave que los calambres o el agotamiento, y se trata de una emergencia médica.

"Los pacientes podrían desarrollar temperaturas de hasta 106 a 108 ºF (de 41 a 42 ºC), con confusión y desorientación, y una pérdida de la capacidad de producir sudor para enfriar el cuerpo. Un baño con hielo y los ventiladores con rocío pueden ayudar a reducir la temperatura central", explicó Glatter.

"Los medicamentos típicos, como el ibuprofeno y el acetaminofén, no son útiles con esas temperaturas tan elevadas, y de hecho podrían resultar nocivos", indicó.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Robert Glatter, M.D., emergency physician, Lenox Hill Hospital, New York City; ASPCA; The Weather Channel, USA Today

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Enfermedades causadas por el calor
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados