Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_166363.html

Uno de cada 5 pacientes de cirugía para perder peso usan opiáceos años después

Aunque el procedimiento alivia el dolor relacionado con la obesidad, no acaba con la necesidad de analgésicos, reportan unos investigadores
(*estas noticias no estarán disponibles después del 05/09/2017)
Robert Preidt
Traducido del inglés: miércoles, 7 de junio, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MARTES, 6 de junio de 2017 (HealthDay News) -- Aproximadamente el 20 por ciento de los pacientes de cirugía para perder peso siguen tomando analgésicos opiáceos recetados siete años después, según un estudio reciente.

Este hallazgo es importante, dada la epidemia de abuso de analgésicos opiáceos que en la actualidad afecta a Estados Unidos, dijeron los investigadores.

"Nuestro estudio no demuestra que la cirugía bariátrica provoque un aumento en el uso de opiáceos. Sin embargo, demuestra el uso generalizado de los opiáceos entre los pacientes postquirúrgicos, lo que enfatiza la necesidad de métodos alternativos para la gestión del dolor", dijo la coautora del estudio, la Dra. Anita Courcoulas, jefa de cirugía bariátrica mínimamente invasiva y general del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh.

Los investigadores siguieron a más de 2,000 pacientes en todo el país. Antes de la cirugía, el 14.7 por ciento dijeron que tomaban regularmente un opiáceo recetado. Seis meses después de la cirugía, la tasa cayó a aproximadamente un 13 por ciento, pero aumentó a un 20.3 por ciento después de 7 años.

De los pacientes que no tomaban opiáceos en el momento de la cirugía, el 5.8 por ciento los tomaban 6 meses después y un poco más del 14 por ciento los tomaban 7 años después de la operación.

La hidrocodona (Vicodin) fue el medicamento opiáceo usado con mayor frecuencia, seguido de tramadol (Ultram) y de oxicodona (OxyContin).

Los investigadores también reportaron un aumento en el uso de los tratamientos recetados por la dependencia a los opiáceos durante el estudio, que empezó en 2006. Pero su uso seguía siendo raro, ya que menos de un 2 por ciento de los pacientes los tomaban a lo largo del periodo de estudio.

Los hallazgos sugieren que aunque la cirugía para perder peso reduce el dolor relacionado con la obesidad, no elimina la necesidad de la analgesia, afirmaron los investigadores.

"Casi la mitad de los pacientes que reportaron el uso de opiáceos en el momento de la cirugía reportaron que no los tomaban después de la cirugía. Pero entre un grupo mucho mayor de pacientes que no reportaron el uso de opiáceos antes de la cirugía, el uso de opiáceos aumentó gradualmente a lo largo del periodo de seguimiento de siete años", dijo la autora principal del estudio, Wendy King, profesora asociada de epidemiología en la Universidad de Pittsburgh.

De modo que "el inicio del uso de opiáceos tras la cirugía explica este fenómeno", añadió King en un comunicado de prensa de la universidad.

Los opiáceos recetados conllevan un riesgo alto de adicción y no se deberían usar de forma rutinaria para gestionar el dolor crónico, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Nuestra país sufre una epidemia de abuso, de adicciones y de sobredosis de opiáceos. Los informes recientes han sugerido que los pacientes de cirugía bariátrica [para perder peso] tienen un riesgo alto de uso crónico de opiáceos", dijo Courcoulas.

El estudio fue publicado el 5 de junio en la revista Surgery for Obesity and Related Diseases.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTE: University of Pittsburgh, news release, June 5, 2017

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Abuso y adicción de opioides
Cirugías para la obesidad
Últimas noticias de salud