Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_166324.html

Unos medicamentos dirigidos a los genes combaten los cánceres de pulmón avanzados

Los fármacos se muestran promisorios para el tipo no microcítico
(*estas noticias no estarán disponibles después del 04/09/2017) Traducido del inglés: martes, 6 de junio, 2017
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 5 de junio de 2017 (HealthDay News) -- Dos medicamentos que se dirigen a errores genéticos dan a las personas con unos tipos específicos de cáncer de pulmón avanzado la oportunidad de vivir más y mejor, encuentran dos nuevos ensayos clínicos.

Un medicamento recién aprobado llamado alectinib (Alecensa) funciona el doble de tiempo que el medicamento estándar actual para detener el crecimiento del cáncer en los pacientes con cáncer de pulmón no microcítico ALK-positivo, muestran los resultados de un nuevo ensayo clínico global.

El ALK es un gen que produce una proteína que ayuda a las células del cáncer a crecer y propagarse, según la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society, ACS).

En otro estudio, un fármaco experimental llamado dacomitinib retrasó el crecimiento del cáncer en más o menos la mitad de los pacientes de cáncer de pulmón no microcítico que portaban una mutación en el receptor del factor de crecimiento epidérmico (RFCE) que hacía que las células cancerosas crecieran con mayor rapidez, reportó un segundo ensayo. La mayoría de casos de cáncer de pulmón son cánceres de pulmón no microcíticos.

El RFCE es una sustancia que se encuentra normalmente en las células que las ayuda a crecer y dividirse, según la ACS.

Los medicamentos, el alectinib en particular, permitirán a las personas vivir más meses o años simplemente tomando una pastilla al día, apuntó el Dr. Bruce Johnson, director de investigación clínica en el Instituto Oncológico Dana Farber, en Boston, y también presidente entrante de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO).

El alectinib funciona durante más de un año más que el crizotinib (Xalkori), que a su vez suplantó a la quimioterapia hace unos años porque resultó más efectivo y con menos efectos secundarios, dijo Johnson.

"Esto lo cambia todo, porque el fármaco en sí dura al menos dos años, y hay otros tratamientos" que pueden sustituir al alectinib cuando al final pierda la efectividad, señaló Johnson. "Hace 10 o 15 años les decíamos a esos pacientes que les quedaban entre ocho meses y un año. Ahora lo más probable es que tengan años".

Ambas formas de cáncer de pulmón impulsadas por los genes son más comunes en los no fumadores, señala la ACS.

Los dos estudios fueron financiados por los fabricantes de los fármacos. Hoffmann-La Roche financió el estudio sobre el alectinib. El estudio sobre el dacomitinib fue financiado por Pfizer y SFJ Pharmaceuticals Group.

El primer ensayo clínico reveló que el alectinib detiene el crecimiento del cáncer de pulmón durante unos 26 meses, en promedio. Esto es en comparación con alrededor de 10 meses en promedio con el crizotinib, el medicamento que se utiliza ahora como tratamiento de primera línea para los pacientes ALK positivos.

El alectinib también funciona un 84 por ciento mejor que el crizotinib para prevenir la propagación del cáncer de pulmón avanzado al cerebro, porque tiene una mayor capacidad de penetrar en el cerebro y matar a las células que se encuentran allí, apuntó la investigadora líder, la Dra. Alice Shaw, directora de oncología torácica en el Centro Oncológico del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

Alrededor de un 5 por ciento de los casos de cáncer de pulmón no microcíticos son ALK-positivos. Esto significa que presentan una proteína genéticamente anómala que impulsa el crecimiento del cáncer. En Estados Unidos, unas 12,500 personas son diagnosticadas con cáncer de pulmón no microcítico ALK-positivo cada año, apuntaron los investigadores en la información de respaldo.

El alectinib ya está aprobado en Estados Unidos como tratamiento para los pacientes ALK-positivos que ya no responden al crizotinib, dijo Shaw.

Los resultados deberían "establecer al alectinib como el nuevo estándar de la atención" para los pacientes con cáncer de pulmón ALK-positivo, en lugar del crizotinib, planteó Shaw.

El Dr. John Heymach, experto de la ASCO, se mostró de acuerdo, y dijo que el ensayo clínico es un "momento definitorio".

El fármaco no solo funcionó mejor y durante más tiempo, sino que también produjo menos efectos secundarios en los pacientes, anotó Heymach, jefe de oncología torácica y de cabeza y cuello en el Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, en Houston.

Los efectos secundarios más comunes del alectinib fueron fatiga, estreñimiento, dolores musculares e inflamación, mientras que los pacientes que tomaban crizotinib sufrían con una mayor frecuencia de problemas gastrointestinales y anomalías en las enzimas del hígado, según los investigadores.

El segundo ensayo clínico comparó a un nuevo medicamento, el dacomitinib, con el medicamento dirigido que es el estándar actual, el gefitinib (Iressa), para el tratamiento de los cánceres de pulmón RFCE-positivos.

Cada año, unas 15,000 personas en Estados Unidos son diagnosticadas con cáncer de pulmón RFCE-positivo, que implica mutaciones que aumentan el crecimiento de las células cancerosas, explicaron los investigadores en las notas de respaldo.

El dacomitinib bloqueó las mutaciones del RFCE con más efectividad que el medicamento de primera generación gefitinib, ofreciendo una reducción del 41 por ciento en las probabilidades de progresión del cáncer o muerte, encontraron los investigadores. En promedio, el dacomitinib impidió el crecimiento del cáncer durante 14.7 meses en los pacientes, frente a 9.2 meses con gefitinib.

"Desde la perspectiva de los médicos que tratan el cáncer de pulmón a diario, es un avance realmente sustancial", dijo Heymach, y anotó que los resultados dan al fármaco "un lugar privilegiado en términos de eficacia".

Pero el dacomitinib también creó más efectos secundarios, entre ellos el acné en más o menos un 14 por ciento de los pacientes y diarrea en un 8 por ciento de los pacientes. Como resultado de los efectos secundarios, los médicos al final redujeron la dosis de alrededor de un 66 por ciento de los pacientes, dijo el investigador líder, el Dr. Tony Mok, catedrático de oncología clínica en la Universidad China de Hong Kong.

Heymach dio que los efectos secundarios "no son toxicidades que amenacen la vida".

"Son toxicidades que los médicos que se ganan la vida tratando a esta enfermedad se acostumbran a gestionar", comentó Heymach.

"Al final del día, creo que tenemos una opción adicional" para tratar el cáncer de pulmón no microcítico RFCE-positivo, concluyó Mok, y añadió que el dacomitinib debería considerarse como el nuevo tratamiento alternativo de primera línea. El fármaco no ha recibido la aprobación de la FDA.

Ninguno de los fármacos evaluados será barato. "Casi todos estos medicamentos dirigidos cuestan miles de dólares al mes", advirtió Johnson.

Los resultados de ambos ensayos se presentaron el lunes en la reunión anual de la ASCO, en Chicago. Los hallazgos también aparecen en la edición del 6 de junio de la revista New England Journal of Medicine.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Bruce Johnson, M.D., chief clinical research officer, Dana-Farber Cancer Institute, Boston; Alice Shaw, M.D., Ph.D., director, thoracic oncology, Massachusetts General Hospital Cancer Center, Boston; John Heymach, M.D., Ph.D., chair, thoracic, head and neck oncology, University of Texas MD Anderson Cancer Center, Houston; Tony Mok, M.D., chair, clinical oncology, Chinese University of Hong Kong; June 5, 2017, presentations, American Society of Clinical Oncology meeting, Chicago; June 6, 2017, New England Journal of Medicine

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Cáncer de pulmón
Genes y terapia genética
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados