Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_166319.html

¿Compartir la habitación con el bebé puede conllevar riesgos?

A pesar de las más recientes directrices, las probabilidades de un peor sueño y de SMSL son más altas, encuentra un estudio
(*estas noticias no estarán disponibles después del 04/09/2017) Traducido del inglés: martes, 6 de junio, 2017
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 5 de junio de 2017 (HealthDay News) -- Lo más sano es echar a los bebés de la habitación de los padres a los 6 meses de edad, sugiere una nueva investigación que contradice a las directrices nacionales.

"Mientras más tiempo se deja al bebé en la misma habitación que los padres, peores son los resultados en términos del sueño", advirtió el autor del estudio, el Dr. Ian Paul.

También hay un riesgo más alto de que los bebés migren a la cama con mamá, lo que los pone en un riesgo más alto de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), señaló Paul, profesor de pediatría y ciencias de la salud pública en el Colegio de Medicina de la Universidad Estatal de Pensilvania.

El otoño pasado, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) actualizó sus recomendaciones respecto a que padres y bebés "compartan habitación". Para reducir las probabilidades de SMSL, aconsejó al menos 6 meses, e idealmente 12, en la misma habitación, pero no en la misma cama. Las directrices anteriores habían recomendado mudar a los bebés a su propia habitación a los 6 meses.

"La recomendación más allá de los 6 meses no se basó en datos reales, sino más bien en la opinión de los expertos", dijo Paul. "Esto nos llevó a cuestionar esa recomendación".

Apuntó que los expertos en el sueño hace mucho que defienden que tras los primeros meses "se debe cambiar al bebé a su propia habitación para ayudar a la calidad y la duración de su sueño".

En el nuevo estudio, los investigadores revisaron cuestionarios administrados a 230 madres primerizas cuando sus bebés tenían 4, 9, 12 y 30 meses de edad.

A los 9 meses, los bebés que dormían de forma independiente dormían 40 minutos más por noche que los que compartían habitación con la madre. Además, los que dormían de forma independiente a los 9 meses dormían 45 minutos más por noche a los 30 meses de edad, en comparación con los otros bebés, encontró el estudio.

Los bebés que compartían habitación a los 4 y a los 9 meses también tenían cuatro veces más probabilidades de pasar a la cama de los padres durante la noche. "Eso es un factor de riesgo conocido y bien establecido del SMSL", dijo Paul.

El estudio no observó cómo tener un bebé en la habitación afecta al sueño de los padres.

La Dra. Fern Hauck es profesora de medicina familiar y ciencias de la salud pública en la Universidad de Virginia.

Dijo que el estudio plantea preguntas sobre la seguridad de compartir habitación, sobre todo debido a la evidencia de que puede conducir al hábito potencialmente peligroso de dormir en la misma cama.

Pero las diferencias en el sueño entre los que compartían habitación a los 4 meses fueron pequeñas, dijo Hauck, coautor de un comentario que acompañó al estudio.

"Entre los que compartían habitación a los 4 meses, el periodo de sueño más largo fue de unas 7 horas, frente a 7 horas y 49 minutos entre los que dormían de forma independiente. Siete horas sigue estando bastante por encima del rango normal de sueño a esa edad", señaló Hauck.

Hauck, que ayudó a redactar las directrices de la asociación pediátrica, citó beneficios de compartir habitación: la investigación sugiere que reduce el riesgo de SMSL, ayuda a fomentar la lactancia materna, y ofrece "tranquilidad a los padres, ya que pueden vigilar al bebé más de cerca y estar cerca para consolarlo", apuntó.

Pero Paul, autor del estudio, dijo que a medida que los bebés crecen no necesitan comer durante la noche. Y el riesgo de SMSL se reduce significativamente tras 6 meses, señaló.

Sin embargo, Paul reconoció que el estudio tiene limitaciones. Una es que no representa a la población general de EE. UU. Los participantes fueron predominantemente blancos, y la mitad de las familias tenían ingresos que superaban los 75,000 dólares.

¿Qué deben hacer los padres?

"Según los datos que hemos provisto y los de otros sobre la seguridad y la efectividad, los 6 meses parecerían un buen momento para sacar al bebé de la habitación de los padres", comentó Paul.

Pero Hauck instó a los padres a sopesar las potenciales ventajas y desventajas de compartir habitación. "Mi consejo es compartir habitación durante al menos 6 meses", planteó.

"En ese periodo, tenga en cuenta que compartir cama es una mayor posibilidad, de forma que las madres deben estar conscientes de ello y tomar medidas para evitarlo", señaló. "Después de los 6 meses, dado que las muertes por SMSL son mucho menos comunes, los padres pueden tener más opciones al elegir lo que mejor les funcione. Algunos podrían decidir mantener a sus bebés en su habitación más tiempo, mientras que otros podrían elegir mudarlos a sus propias habitaciones".

El estudio aparece en la edición en línea del 5 de junio de Pediatrics.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Ian Paul, M.D., MSc, professor, pediatrics and public health sciences, Penn State College of Medicine, Hershey, Penn.; Fern Hauck, M.D., professor, family medicine and public health sciences, and director, International Family Medicine Clinic, University of Virginia, Charlottesville; July 2017 Pediatrics

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Cuidado del recién nacido y del bebé
Síndrome de muerte infantil súbita
Últimas noticias de salud