Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_165684.html

¿Cree que es un 'borracho gracioso'? ¿Un 'borracho miserable'? Piénselo de nuevo

Un estudio encuentra que la gente sobreestima qué tanto el alcohol cambia su personalidad
(*estas noticias no estarán disponibles después del 15/08/2017)
Robert Preidt
Traducido del inglés: miércoles, 17 de mayo, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MARTES, 16 de mayo de 2017 (HealthDay News) -- Usted quizá crea que es el alma de la fiesta tras su tercer ginebra con tónica. O tal vez le preocupe que si bebe demasiado se convertirá en un borracho "miserable".

Un nuevo estudio encuentra que cualquiera de las dos opciones podría ser incorrecta: a pesar de lo que piense, su personalidad quizá no cambie tanto cuando bebe alcohol.

Investigadores de la Universidad de Missouri en St. Louis pidieron a terceros que observaran a grupos de tres o cuatro personas participar en juegos, durante los cuales algunos bebieron refrescos y otros cocteles de vodka.

Para los observadores, las personalidades de los participantes no se alteraron de forma significativa cuando estaban bajo la influencia del alcohol, aunque los bebedores habían predicho que sí se alterarían.

"Nos sorprendió encontrar tal discrepancia entre las percepciones de los bebedores de sus propias personalidades inducidas por el alcohol y la forma en que los observadores los percibieron", comentó la investigadora líder, Rachel Winograd, científica de psicología en el Instituto de Salud Mental de la Universidad de Missouri.

En el estudio, los miembros de su equipo realizaron un experimento de laboratorio en que evaluaron cinco rasgos importantes de la personalidad en 156 personas, primero cuando estaban sobrias y luego cuando estaban borrachas.

Tras beber alcohol, las personas que bebieron dijeron que sentían que tenían unos niveles más bajos de rasgos como la meticulosidad, la apertura a la experiencia y amabilidad, y unos niveles más altos de extraversión y estabilidad emocional.

Pero entre los que los observaban y calificaban esos rasgos, las únicas diferencias notables fueron en la extraversión. Específicamente, el consumo de alcohol resultó en unos niveles más altos de gregarismo, asertividad y actividad, según el equipo de Winograd.

La extraversión es el factor de la personalidad más visible desde fuera, anotaron los investigadores, de forma que tiene sentido que tanto los participantes como los investigadores observaran diferencias en ese rasgo.

El estudio aparece en la edición del 15 de mayo de la revista Clinical Psychological Science.

"La extraversión fue el único factor para el que hubo una percepción robusta de diferencia en los participantes entre las condiciones de alcohol y sobriedad", señaló Winograd en un comunicado de prensa de la revista.

Según los investigadores, los hallazgos podrían significar que la clave para la opinión de los bebedores sobre su "personalidad de borracho" es la forma en que se sienten, en lugar de lo que hacen o dicen.

"Creemos que tanto los participantes como los evaluadores fueron precisos e inexactos... los evaluadores reportaron de forma fiable lo que era visible para ellos y los participantes experimentaron cambios internos que eran reales para ellos pero imperceptibles para los observadores", explicó Winograd.

"Por supuesto, nos encantaría que estos hallazgos se replicaran fuera del laboratorio, en bares, fiestas y en hogares donde la gente bebe en realidad", planteó Winograd.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTE: Clinical Psychological Science, news release, May 15, 2017

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Alcohol
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados