Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_165477.html

Vinculan a unos analgésicos comunes con un ligero aumento en el riesgo de ataque cardiaco

Los medicamentos de venta libre como Aleve y Advil se vinculan con unas mayores probabilidades, afirman unos investigadores
(*estas noticias no estarán disponibles después del 09/08/2017) Traducido del inglés: jueves, 11 de mayo, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MARTES, 9 de mayo de 2017 (HealthDay News) -- Unos analgésicos de uso común, como Motrin, Advil y Aleve, podrían aumentar el riesgo de ataque cardiaco, incluso en la primera semana de uso, sugiere un nuevo estudio.

En general, esos medicamentos, y otros conocidos como antiinflamatorios no esteroides (AINE), aumentan el riesgo de ataque cardiaco entre un 20 y un 50 por ciento, en comparación con no usarlos, encontraron los investigadores.

Pero para la mayoría de personas, esto solo representa un pequeño aumento en el riesgo, de más o menos un 1 por ciento al año, apuntaron los investigadores.

Aún así, "desde el punto de vista de la salud pública, incluso unos aumentos pequeños en el riesgo de ataque cardiaco son importantes, porque el uso de los AINE es muy habitual", dijo la investigadora líder, Michele Bally, epidemióloga en el Centro de Investigación del Hospital de la Universidad de Montreal.

El aumento en el riesgo de ataque cardiaco asociado con los AINE se observó en cualquier dosis tomada durante una semana, un mes o más de un mes. Y el riesgo aumentó con las dosis más altas, encontró el estudio.

Los AINE se usan comúnmente para tratar el dolor y la inflamación por afecciones a largo plazo, como la artritis y otras enfermedades de las articulaciones. Muchas personas también los toman por problemas a corto plazo, como los calambres menstruales, la fiebre por un resfriado o la gripe, o el dolor ocasional de espalda o cabeza, dijo Bally.

El estudio no puede en realidad probar que los AINE aumenten las probabilidades de un ataque cardiaco, anotó.

"Se trata de un estudio observacional basado en las recetas y las ventas de medicamentos, y no se pudieron tomar en cuenta todos los posibles factores que influyeron", dijo Bally.

"Aunque esto significa que no se pueden sacar conclusiones sobre causa y efecto, este estudio fue la investigación más grande de su tipo, y se basó en observaciones en la vida real", explicó.

Teniendo eso en cuenta, Bally y su equipo plantearon que se amerita un uso prudente de los AINE.

Para reducir las probabilidades de daño cardiaco, sugirió tomar en cuenta todas las alternativas disponibles de tratamiento antes de decidir tratar el dolor, la fiebre o la inflamación ocasionales.

Lea la etiqueta del AINE y use la dosis efectiva más baja posible, añadió Bally, que era estudiante doctoral en la Universidad de McGill, en Montreal, cuando se realizó el estudio.

Y el estudio no abordó un AINE muy común y menos potente: la aspirina en dosis baja. Numerosos ensayos bien realizados han encontrado que una aspirina para niños puede ayudar a reducir las probabilidades de un evento cardiaco peligroso de las personas en riesgo.

En la investigación, Bally y sus colaboradores analizaron cuatro estudios ya publicados que incluyeron a un total de casi 447,000 participantes. Más de 61,400 personas sufrieron ataques cardiacos.

En este tipo de estudio, conocido como metaanálisis, los investigadores intentan encontrar patrones comunes en diversos estudios.

Los AINE estudiados por los investigadores fueron ibuprofeno (Motrin, Advil); naproxeno (Aleve); diclofenac (Voltaren); celecoxib (Celebrex); y rofecoxib (Vioxx). El Vioxx se retiró del mercado de EE. UU. en 2004 debido al aumento en el riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular.

El mayor riesgo de ataque cardiaco vinculado con los AINE se observó con unas dosis más altas durante el primer mes de uso, dijo Bally.

Los investigadores encontraron que unas dosis diarias de más de 1,200 miligramos (mg) de ibuprofeno y de más de 750 mg de naproxeno eran particularmente nocivas en esos primeros 30 días.

"El mayor riesgo no pareció seguir en aumento con un uso de un AINE por más de un mes", dijo Bally. "Pero no estudiamos la repetición de ataques cardiacos".

En general, la gente con enfermedad cardiaca o factores de riesgo cardiacos tienen más probabilidades de un ataque cardiaco tras el uso de un AINE que las personas sin esos factores de riesgo, señaló.

Los pacientes deben ser conscientes de su propio riesgo de enfermedad cardiaca, y hablar sobre el uso de AINE con el médico, planteó Bally.

"Las personas que toman estos fármacos para una afección dolorosa crónica quizá deban sopesar si el beneficio de aumentar la dosis para un mejor alivio supera al posible aumento en el riesgo de ataque cardiaco", dijo Bally.

Basándose en esta nueva investigación y en otros ensayos, un especialista en el corazón de California se mostró de acuerdo en que los pacientes no deben tomar estos fármacos sin pensarlo.

"Los ensayos aleatorios y los datos observacionales han mostrado que el uso de AINE puede aumentar el riesgo de ataque cardiaco y otros tipos de eventos cardiovasculares", dijo el Dr. Gregg Fonarow, profesor de cardiología en la Universidad de California, en Los Ángeles.

"El riesgo absoluto es bajo, pero todos los individuos que estén pensando en usar estos fármacos deben sopesar con cuidado los beneficios contra el aumento en el riesgo", enfatizó Fonarow.

El informe aparece en la edición del 9 de mayo de la revista BMJ.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Michele Bally, B.Pharm., Ph.D., epidemiologist, University of Montreal Hospital Research Center; Gregg Fonarow, M.D., professor, cardiology, University of California, Los Angeles; May 9, 2017, BMJ

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Analgésicos
Ataque al corazón
Medicamentos sin receta médica
Últimas noticias de salud