Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_164659.html

¿El riesgo de ACV es otra desventaja del desempleo?

Unos hallazgos en Japón apuntan a los beneficios para la salud de contar con seguridad laboral
(*estas noticias no estarán disponibles después del 13/07/2017) Traducido del inglés: viernes, 14 de abril, 2017
Imagen de noticias HealthDay

JUEVES, 13 de abril de 2017 (HealthDay News) -- Perder un trabajo podría aumentar su riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV) mortal, según un estudio reciente realizado en Japón.

"Aunque la cultura japonesa es distinta de la cultura estadounidense, la implicación es que la seguridad laboral podría ayudar a reducir el riesgo de ACV", señaló el líder de la investigación, el Dr. Ehab Eshak.

Eshak es profesor asociado visitante de salud pública en la Facultad de Postgrados en Medicina de la Universidad de Osaka.

Entre unos 42,000 adultos japoneses, el equipo de Eshak encontró que los que siguieron teniendo un empleo a lo largo de 15 años tenían un riesgo más bajo de ACV que los que perdieron el trabajo.

En comparación con los trabajadores con un empleo estable, los hombres desempleados tenían un riesgo de ACV casi un 60 por ciento más alto. Y tenían un 120 por ciento más de probabilidades de fallecer de un ACV, dijo Eshak.

Las mujeres que estaban una temporada sin trabajo también sufrían. Tenían más de un 50 por ciento más de probabilidades de sufrir un ACV y casi un 150 por ciento más de probabilidades de fallecer del ACV, descubrió el estudio.

El ACV, que afecta a las arterias que llegan al cerebro, es una causa importante de muerte y discapacidad en los países desarrollados.

Los hallazgos no sorprendieron a los expertos.

"Perder un trabajo puede ser muy estresante y tener consecuencias para la salud", dijo el Dr. Ralph Sacco, catedrático de neurología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Miami.

Aunque las diferencias culturales podrían tener implicaciones, el estudio es consistente con las evidencias de que los eventos vitales estresantes pueden influir en los riesgos vasculares, comentó Sacco, que no participó en el estudio.

"Si usted se queda sin trabajo, asegúrese de que sigue priorizando su salud cardiovascular mediante la dieta, el ejercicio, el control del peso, y sin fumar ni beber demasiado", aconsejó Sacco.

En Japón, a diferencia que en Estados Unidos, los trabajadores son parte de un "sistema de empleo de por vida", en el que los hombres se dedican a un trabajo estable, dijo Eshak. Alguien que pierde su trabajo normalmente vuelve a encontrar un trabajo en una posición inferior, indicó.

Para estos hombres que tras perder el trabajo vuelven a encontrar un nuevo, el riesgo de ACV aumentó incluso más, casi un 200 por ciento, descubrió el estudio. Además, el riesgo de fallecer de ACV aumentó un 300 por ciento, señaló Eshak.

Sin embargo, el riesgo de ACV o de muerte por ACV para las mujeres que encontraban un trabajo nuevo era mucho más bajo, según los hallazgos.

Los autores del estudio especulan que debido a la pérdida del trabajo anterior, los hombres con un nuevo trabajo podrían tener una mayor inseguridad laboral. Podrían sentir la presión de mantener el nuevo trabajo y ser reacios a tomar un día libre por alguna enfermedad o para ir al médico si han perdido los beneficios médicos.

En el estudio Eshak y sus colaboradores analizaron los efectos a largo plazo de los cambios en el empleo en casi 22,000 hombres y 20,000 mujeres japoneses, de 40 a 59 años de edad, a lo largo de un periodo de 15 años.

En general, hubo más de 1,400 ACV isquémicos (por coágulos de sangre) o hemorrágicos (por sangrado) en ese periodo. Un poco más de 400 fueron letales.

El estudio no distingue entre las personas que dejaron un trabajo voluntariamente o los que fueron despedidos. Tampoco establece una relación de causalidad entre la pérdida del trabajo y el riesgo de ACV.

Aun así, el Dr. Anand Patel, neurólogo en el Instituto de Neurociencia de Northwell Health en Manhasset, Nueva York, dijo que "se sabe que los cambios de empleo afectan a la salud mental y física".

Los efectos perjudiciales del desempleo probablemente resultan del estrés psicológico y de unas conductas del estilo de vida no saludables, señaló, como puede ser fumar, beber, no tomar los medicamentos y no gestionar los factores de riesgo del ACV.

"Dado que las circunstancias económicas y laborales son distintas en EE. UU., los hallazgos de este estudio no se deberían generalizar a la población estadounidense, pero deberían estimular que se hagan más investigaciones", sugirió Patel.

El informe aparece en la edición en línea del 13 de abril de la revista Stroke.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Ehab Eshak, M.D., Ph.D., visiting associate professor, public health, Graduate School of Medicine, Osaka University, Japan; Ralph Sacco, M.D., chairman, neurology, University of Miami, Miller School of Medicine; Anand Patel, M.D., neurologist, Northwell Health's Neuroscience Institute, Manhasset, N.Y.; April 13, 2017, Stroke, online

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Accidente cerebrovascular
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados