Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_164025.html

Los videojuegos violentos quizá no 'desensibilicen' a los jugadores, sugieren escáneres cerebrales

En un pequeño estudio, los que jugaban con frecuencia tenían respuestas de empatía similares a las de los que no jugaban mucho
(*estas noticias no estarán disponibles después del 07/06/2017) Traducido del inglés: jueves, 9 de marzo, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MIÉRCOLES, 8 de marzo de 2017 (HealthDay News) -- Los hombres jóvenes que más juegan videojuegos violentos (al menos dos horas al día) no parecen desensibilizarse a la violencia ni perder la capacidad de sentir empatía, sugiere un pequeño estudio alemán.

"Eso no significa que todo el mundo deba comprar 'Grand Theft Auto 5' para su hijo pequeño, pero es parte de una creciente cantidad de estudios de varios tipos que indican que los temores anteriores sobre los videojuegos violentos no tenían fundamento", planteó Christopher Ferguson, un destacado crítico de la investigación que vincula los videojuegos con la agresividad.

Los científicos han pasado años debatiendo si los videojuegos violentos hacen que las personas sean más agresivas y se vean menos afectadas por la violencia. Pero ha sido difícil aislar el efecto específico de jugar videojuegos, dado que tantas otras cosas afectan a la forma en que las personas ven el mundo.

Pero "en los últimos 10 años hemos visto una ola de estudios conductuales que indican que los videojuegos violentos no están asociados con problemas conductuales en los jugadores", dijo Ferguson, que no participó en el estudio. Ferguson es profesor de psicología en la Universidad de Stetson en DeLand, Florida.

En el nuevo estudio, investigadores alemanes reclutaron a 15 hombres jóvenes (con una edad promedio de 23 años) que habían jugado juegos como "Counterstrike," "Call of Duty" y "Battlefield" durante al menos dos horas al día durante cuatro años o más.

En promedio, los jugadores jugaban cuatro horas al día. Comenzaron a jugar videojuegos a una edad promedio de 13 años.

Los investigadores los compararon con otro grupo de hombres jóvenes de edad similar que no jugaban videojuegos a diario, y que dijeron que no habían jugado videojuegos violentos.

Los voluntarios del estudio se sometieron a escáneres cerebrales con imagen de resonancia magnética funcional (IRMF) mientras observaban dibujos que mostraban escenas violentas o neutrales. Esa tecnología permite a los investigadores ver qué partes del cerebro se activan durante una tarea.

Las escenas violentas que vieron los voluntarios del estudio incluían un dibujo de una mujer que se incendiaba a sí misma y de un hombre a quien torturaban con ahogamiento simulado. Se pidió a los voluntarios que imaginaran cómo se sentirían en la situación presentada en los dibujos.

Según sus respuestas a los cuestionarios, los jugadores de videojuegos parecieron ser más antisociales, encontraron los investigadores. Pero no parecieron tener menos empatía ni más agresividad que los otros hombres jóvenes.

Los investigadores también reportaron que los jugadores no mostraron señales de estar desensibilizados a la violencia, al menos según la forma en que sus cerebros reaccionaron a los dibujos.

"Los cerebros de los usuarios de videojuegos violentos y los sujetos normales de control parecen procesar el material de la misma forma", comentó el autor líder del estudio, Gregor Szycik, profesor en el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Medicina de Hannover, en Alemania.

Szycik reconoció que el estudio no dice nada sobre cómo los participantes reaccionarían ante la violencia en la vida real. Así que no está claro si los jugadores empedernidos de videojuegos harían algo de forma distinta si, por ejemplo, dispararan a alguien ante sus ojos.

La Dra. Claire McCarthy, una profesora asistente en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard que trabaja con niños, dijo que los hallazgos se deben interpretar con precaución porque el estudio es pequeño y no se parece a las situaciones de la vida real.

McCarthy planteó que quizá sea imposible alguna vez comprender del todo los efectos de los videojuegos, y ha sugerido que los padres se sigan asegurando de que sus hijos pasan tiempo lejos de las pantallas.

Quizá para los padres sea difícil creer que jugar videojuegos violentos repetidamente tal vez no haga que los usuarios sean más agresivos. Pero Ferguson dijo que podría deberse a que, como sugieren las nuevas investigaciones sobre el cerebro, "nuestros cerebros parecen tratar a los medios ficticios y a los eventos de la vida real de forma bastante distinta. De verdad debemos replantear nuestras teorías sobre el consumo de medios para tomar en cuenta las evidencias crecientes de que nuestros cerebros utilizan 'detectores de ficción' que hacen que respondamos de forma muy distinta a los medios ficticios y a los eventos de la vida real".

Ferguson sugirió que "podemos relajarnos un poco con el tema de los videojuegos violentos" a la luz de la violencia juvenil en mínimos históricos y la investigación reciente sobre los cerebros y la conducta de los jugadores.

El nuevo estudio aparece en la edición del 8 de marzo de la revista Frontiers in Psychology.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Gregor Szycik, Dr. rer. nat., lecturer, Department of Psychiatry, Hannover Medical School, Germany; Christopher Ferguson, Ph.D., professor, psychology, Stetson University, DeLand, Fla.; Claire McCarthy, M.D., assistant professor, Harvard Medical School; March 8, 2017, Frontiers in Psychology

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados