Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_163997.html

Vinculan la obesidad durante el embarazo con un riesgo de parálisis cerebral en los niños

Pero los autores del estudio enfatizan que no se probó una relación causal
(*estas noticias no estarán disponibles después del 06/06/2017)
Traducido del inglés: miércoles, 8 de marzo, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MARTES, 7 de marzo de 2017 (HealthDay News) -- Las mujeres que tienen sobrepeso o son obesas durante el embarazo podrían aumentar las probabilidades de que su bebé nazca con parálisis cerebral, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores observaron información sobre más de un millón de niños nacidos a mujeres suecas a quienes se siguió durante casi ocho años.

"El riesgo general de parálisis cerebral fue de unos 2 casos por cada 1,000 bebés nacidos", dijo el investigador líder, el Dr. Eduardo Villamor, profesor de epidemiología en la Universidad de Michigan, en Ann Arbor. "Las mujeres con las formas más graves de obesidad que tienen bebés que nacen a término completo podrían presentar más o menos el doble que ese riesgo".

Además, la prevalencia de parálisis cerebral ha aumentado en los niños nacidos a término completo, anotó.

Pero Villamor enfatizó que los hallazgos del estudio solo muestran una asociación entre el peso de una mujer durante el embarazo y el riesgo de parálisis cerebral, no que la obesidad materna provoque la afección.

"Aunque el efecto de la obesidad materna en la parálisis cerebral podría parecer pequeño en comparación con otros factores de riesgo, la asociación es de relevancia para la salud pública debido a la gran proporción de mujeres que tienen sobrepeso o son obesas", señaló Villamor.

La parálisis cerebral es un conjunto de trastornos que afectan a la capacidad de moverse y de mantener el equilibrio y la postura. Es la discapacidad motora más común de la niñez. La afección es provocada por un desarrollo cerebral anómalo o el daño al cerebro en desarrollo que afecta la capacidad de controlar a los músculos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Muchas personas con parálisis cerebral también tienen otros problemas de salud, como discapacidad intelectual, convulsiones, problemas de la vista, la audición o el habla, cambios en la espina dorsal, o problemas en las articulaciones.

El sobrepeso y la obesidad al principio del embarazo podrían aumentar el riesgo de una variedad de complicaciones, y pueden afectar de forma adversa a la salud de las madres y de los niños, dijo Villamor.

Algunos estudios sugieren que perder peso antes del embarazo podría reducir algunos de esos riesgos, comentó.

"Aunque todavía no sabemos si esto se aplica a la parálisis cerebral, la pérdida de peso antes del embarazo por parte de las mujeres con sobrepeso y obesas podría ofrecer algunos beneficios para la salud durante y después del embarazo", dijo Villamor.

Una obstetra se mostró de acuerdo.

"Sigue habiendo evidencias de que muchas repercusiones y resultados distintos se asocian con el sobrepeso o la obesidad", advirtió la Dra. Siobhan Dolan, asesora médica de March of Dimes.

"Todos los datos apuntan al mismo tema: es bueno llegar a un peso sano antes del embarazo y aumentar la cantidad adecuada de peso durante el embarazo", aconsejó.

Para el estudio, Villamor y sus colaboradores recolectaron datos de más de 1.4 millones de niños nacidos en Suecia entre 1997 y 2011. Más de 3,000 de los niños fueron diagnosticados al final con parálisis cerebral.

Entre los bebés nacidos a término completo, que conformaron un 71 por ciento de todos los casos de parálisis cerebral, la asociación entre la obesidad materna y la parálisis cerebral fue estadísticamente significativa. Pero no tuvo una significación estadística entre los bebés prematuros, anotaron los investigadores.

Alrededor de un 45 por ciento de la asociación entre el peso materno y la parálisis cerebral en los niños nacidos a término completo se observó en bebés que sufrieron complicaciones respiratorias, añadieron.

El informe aparece en la edición del 7 de marzo de la revista Journal of the American Medical Association.

Un experto en parálisis cerebral señaló que la obesidad materna no es el único factor de riesgo de la afección.

"Entre un 30 y un 40 por ciento de la parálisis cerebral es genética", dijo el Dr. David Roye, director ejecutivo del Centro de Parálisis Cerebral de la Familia Weinberg en la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York. También es director médico de la Cerebral Palsy Foundation.

Pero factores ambientales vinculados con la obesidad, como la hipertensión, la diabetes y las anomalías hormonales, podrían desencadenar una predisposición genética a la afección, añadió.

"Cuando planifique e inicie un embarazo, lo mejor es estar sana", enfatizó Roye. Estar en condiciones óptimas incluye mantener un peso saludable, evitar fumar y el alcohol, y seguir haciendo ejercicio, enumeró.

El momento de perder peso es antes de quedar embarazada, enfatizó Roye.

"Sería erróneo que alguien, sobre todo tras quedar embarazada, decidiera que va a perder peso... no es un buen plan", dijo. "Hay que estar en las mejores condiciones y en la mejor forma antes de comenzar el embarazo".


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Eduardo Villamor, M.D., professor, epidemiology, University of Michigan, Ann Arbor; David Roye, M.D., executive director, Weinberg Family Cerebral Palsy Center, Columbia University, New York City, and medical director, Cerebral Palsy Foundation; Siobhan Dolan, M.D., medical advisor, March of Dimes; March 7, 2017, Journal of the American Medical Association

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en:
Embarazo
Obesidad
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados