Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_162986.html

La Obamacare fomenta las pruebas de detección del cáncer de mama, encuentra un estudio

Condonar los costos parece mejorar las tasas de mamografía, pero no las de colonoscopia, ni siquiera entre los pobres
(*estas noticias no estarán disponibles después del 04/10/2017)
Traducido del inglés: martes, 10 de enero, 2017
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 9 de enero de 2017 (HealthDay News) -- Los estadounidenses con unos niveles más bajos de ingresos son menos propensos a realizar las pruebas de detección recomendadas para el cáncer, pero la legislación que condona los costos de desembolso parece reducir la laguna en la prevención, al menos con respecto a la mamografía.

Esa es la conclusión de investigadores que estudiaron una cláusula de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA), también conocida como Obamacare, que permite a las personas obtener ciertos servicios preventivos de salud sin costo alguno.

Los autores del estudio deseaban saber si la ACA planteaba una diferencia en el uso que hacían los beneficiarios de Medicare de las mamografías y las colonoscopias para detectar el cáncer de mama y el cáncer de colon, respectivamente.

Después de que la Obamacare dispensara los gastos de desembolso para las pruebas de detección del cáncer, las disparidades entre las mujeres más ricas y las más pobres en las tasas de las mamografías de detección se igualaron un poco, encontró el estudio.

Además, las tasas de mamografía aumentaron en alrededor de un 20 por ciento, en promedio, en todos los niveles de ingresos y educativos tras la implementación de la cláusula de pruebas de exploración preventivas gratuitas.

El estudio no prueba que haya causalidad, pero sí sugiere que eliminar las barreras financieras podría reducir las disparidades en las pruebas de detección, un hallazgo notable, dado el futuro incierto de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

"Al menos en la mamografía, parece que sí hizo una diferencia", dijo el autor líder, el Dr. Gregory Cooper.

No fue así en la colonoscopia. "Encontramos que la laguna no se redujo demasiado", dijo Cooper, gastroenterólogo y profesor de medicina de la Universidad de Case Western Reserve, en Cleveland.

En general, las tasas de colonoscopias de detección "estaban bastante estancadas", sin un cambio observable tras la entrada en vigencia de la cláusula de la Obamacare, añadió.

Los factores no monetarios, incluyendo la preparación intestinal requerida y el miedo a la incomodidad, podrían también tener un rol al disuadir de las pruebas de detección del cáncer de colon, sugirieron Cooper y sus colaboradores.

El Dr. Otis Brawley, director médico de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society), dijo que los resultados también podrían reflejar "la conducta de búsqueda de salud" de las mujeres. La facilidad de prepararse para una mamografía, en comparación con una colonoscopia, y los mensajes más generalizados sobre las mamografías no se deben dejar de lado, anotó.

Se da por sentado que los gastos de desembolso son una barrera para que los pacientes reciban servicios de prevención del cáncer, sobre todo entre los que tienen unos niveles de ingresos y educativos más bajos, explicaron los autores en las notas de respaldo.

Cooper dijo que "si se encuestara a los pacientes y se les preguntara qué evita que reciban algunos de esos servicios, sin duda el costo es uno de los factores importantes".

Brawley cree que "mientras más abaratemos estas pruebas, menos impedimentos tendrá la gente para hacérselas".

La Obamacare buscaba eliminar esa barrera al condonar los costos de desembolso. Las pruebas de detección gratuitas entraron en vigencia en 2011. Pero los estudios sobre la efectividad de la cláusula han producido resultados inconsistentes, y pocos estudios comparan los cambios en distintos niveles de ingresos y educativos, anotaron los autores.

Cooper y sus colaboradores observaron datos de reclamaciones de Medicare para examinar las mamografías y las colonoscopias de detección antes y después de la implementación de la ley de salud. Los investigadores identificaron a mujeres a partir de los 70 años que no se habían hecho una mamografía en los dos años anteriores. Además, el estudio observó a hombres y mujeres a partir de los 70 años que tenían un riesgo más alto de cáncer de colon y que no habían recibido una colonoscopia en los cinco años anteriores.

Usando datos del Censo de EE. UU. a nivel de condado, el equipo examinó las pruebas de detección del cáncer según la media de ingresos y educativa del hogar en los dos años antes y después de que la Obamacare entrara en vigencia.

El estudio es único porque utilizó a los mismos pacientes antes y después de la Obamacare, dijo Cooper.

Por otro lado, el estudio se limitó a una población de más edad y sobre todo blanca inscrita en el programa tradicional de Medicare de "tarifa por servicio". No midió el impacto en poblaciones más jóvenes, con seguro privado o minoritarias.

Los resultados se publicaron el 9 de enero en la revista Cancer.

Wassim Tarraf, profesor asistente en el Instituto de Gerontología de la Universidad Estatal de Wayne, en Detroit, apuntó que, a pesar de las limitaciones, el estudio "amplía la base de evidencias" respecto a los efectos de dispensar los costos de desembolso en las disparidades de atención de la salud en los servicios preventivos.

Dado que la administración entrante de Trump busca derogar y reemplazar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, no se sabe qué cláusulas de la Obamacare se conservarán, si es que quedará alguna.

"Mi opinión es que, incluso si la ACA se deroga o se cambia drásticamente, varios de los cambios en el Medicare de tarifa por servicio, sobre todo sobre los servicios preventivos recomendados, podrían conservarse con una oposición política mínima", planteó Tarraf.

Es probable que un plan de reemplazo tenga planes de salud de deducible alto, una medida que Cooper cree que podría afectar de forma negativa a los individuos con unos ingresos más bajos.

"Si se le quita a la gente su seguro de salud y tienen que pagar por la atención de salud de su bolsillo, ¿se harán una mamografía o comprarán comida?", preguntó. "La gente hará lo que les dé el mayor beneficio a corto plazo: comida y refugio".


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Gregory Cooper, M.D., gastroenterology, University Hospitals Cleveland Medical Center, and professor of medicine, Case Western Reserve University, Cleveland; Otis Brawley, M.D., chief medical officer, American Cancer Society; Wassim Tarraf, Ph.D., assistant professor, Institute of Gerontology, Wayne State University, Detroit; Jan. 9, 2017, Cancer

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en:
Cáncer de seno
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados