Saltar navegación | Skip Naviation Bar
NIH MedlinePlus Salud

La piel y el sol: La seguridad es lo primero

Obtenga más información

El Servicio de Información sobre el Cáncer del NCI: 800-1-4-CANCER (800-1-422-6237) puede ayudarle a localizar programas, servicios y publicaciones del NCI. Pueden enviarle una lista de organizaciones que ofrecen servicios a las personas con cáncer.

El cuidado de la piel comienza con la protección solar. Así se trate de algo tan simple como manchas de la edad o más grave como cáncer de piel, la manera más sencilla y barata de mantener su piel saludable es limitar la exposición al sol.

Con el paso de los años, la piel cambia. Se hace más delgada y pierde grasa, haciendo que su piel se vea menos suave. Cuando su piel luce más fina, las venas y los huesos se vuelven más visibles. Usted suda menos, lo que hace que la piel se seque. También, la piel puede tardar más tiempo para sanar de moretones o cortes a medida que envejece. Con todos estos cambios relacionados con la edad, la luz solar es un importante factor que contribuye. Usted puede retrasar estos cambios, evitando la exposición prolongada y regular al sol.

A pesar de que nada puede deshacer completamente los daños ocasionados por el sol, la piel a veces puede repararse a sí misma. Por lo tanto, nunca es demasiado tarde para protegerse de los efectos dañinos del sol.

Aplicar protector solar | Apply Sunscreen

Asegúrese de usar protector solar con un factor de protección (FPS) de 15 o más alto cuando este expuesto al sol.

Be sure to wear sunscreen with a sun protective factor (SPF) of 15 or higher any time you're out in the sun.

  • Nuevas normas en cuanto a los protectores solares. La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) ha venido desarrollando normas sobre los protectores solares en los últimos tres años que los fabricantes están aplicando en la actualidad. En resumen, los filtros solares identificados como "de amplio espectro" serán una protección contra todos los tipos de daños ocasionados por el sol (como la luz ultravioleta A y B) y tienen un factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de 15 o superior. Cuanto mayor sea el número, mayor es la protección. También busque productos con una etiqueta que diga que son resistentes al agua ya sea por 40 o 80 minutos, que es la cantidad de tiempo que puede pasar antes de que el protector solar se deba volver a aplicar.
  • Manténgase alejado de los rayos solares. Evite el sol entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde. Esta es la franja horaria en la cual las radiaciones ultravioletas (UV) son más fuertes.
  • Use ropa protectora. Un sombrero de ala ancha le protege el cuello, las orejas, los ojos y la cabeza. Busque gafas de sol con una etiqueta que diga que las gafas bloquean entre 99 a 100 por ciento de los rayos solares.
  • Evite el bronceado artificial. No use lámparas solares, camas de bronceado, pastillas de bronceado o maquillaje autobronceante. Los productos de maquillaje autobronceante no protegen su piel del sol.
  • Revise su piel a menudo. Busque cambios en el tamaño, forma, color o la sensibilidad de las marchas de nacimiento, lunares y manchas. Si encuentra algún cambio, consulte a un médico. La Academia Estadounidense de Dermatología (American Academy of Dermatology) indica que las personas mayores de piel clara se realicen un examen de piel anualmente como parte de un examen físico periódico.
  • La piel oscura necesita protección también. La incidencia del cáncer de piel en los hispanos, afroamericanos y otras personas que tienen la piel oscura es mucho menor que en las personas de raza blanca debido a la melanina, el pigmento en la piel. Mientras que este pigmento ofrece cierta protección contra el sol, la piel marrón oscura o negra no es garantía contra cáncer de piel.

Skin and Sun: Safety First

Find Out More

  • NCI's Cancer Information Service: 1–800–4–CANCER (1–800–422–6237) can help locate programs, services, and NCI publications. They can send you a list of organizations that offer services to people with cancer.
  • MedlinePlus: Visit medlineplus.gov and type "skin cancer" or "melanoma" into the Search box.
  • National Cancer Institute Melanoma Home Page: www.cancer.gov/cancertopics/types/melanoma

Good skin care begins with sun safety. Whether it is something as simple as age spots or as serious as skin cancer, the simplest and cheapest way to keep your skin healthy is to limit your exposure to the sun.

As you age, your skin changes. It becomes thinner and loses fat, making your skin look less smooth. When your skin looks less plump, your veins and bones become more noticeable. You sweat less, which causes your skin to be drier. Also, your skin can take longer to heal from bruises or cuts as you get older. With all of these age-related changes, sunlight is a major contributing factor. You can delay these changes by avoiding prolonged and regular exposure to the sun.

Although nothing can completely undo sun damage, the skin sometimes can repair itself. So, it's never too late to protect yourself from the harmful effects of the sun.

  • New sunscreen rules. The Food and Drug Administration (FDA) has been developing rules about sunscreens over the past three years that manufacturers are now implementing. In short, sunscreens labeled "Broad Spectrum" will protect against all types of sun damage (including ultraviolet A and B) and have a sun protection factor (SPF) of 15 or higher. A higher number means longer, stronger protection. Also look for products with a label that says water-resistant and either 40 or 80 minutes—the amount of time before the sunscreen needs to be reapplied.
  • Stay out of the sun. Avoid the sun between 10 a.m. and 3 p.m. This is when the sun's harmful ultraviolet (UV) rays are strongest.
  • Wear protective clothing. A hat with a wide brim shades your neck, ears, eyes, and head. Look for sunglasses with a label saying the glasses block 99 to 100 percent of the sun's rays.
  • Avoid artificial tanning. Don't use sunlamps, tanning beds, tanning pills, or tanning makeup. Tanning make-up products will not protect your skin from the sun. Check your skin often. Look for changes in the size, shape, color, or feel of birthmarks, moles, and spots. If you find any changes, see a doctor. The American Academy of Dermatology suggests that older, fair-skinned people have a yearly skin check as part of a regular physical exam.
  • Dark skin needs protection, too. The incidence of skin cancer in Hispanics, African Americans, and other dark-skinned people is much lower than in Caucasians due to the additional melanin, a pigment, in the skin. While this pigment offers some sun protection, dark brown or black skin is not a guarantee against skin cancer.

Winter/Invierno 2013 Vol. 4 No. 1 Pag. 8-9