Saltar navegación | Skip Naviation
NIH MedlinePlus Salud

Cómo manejar el dolor en las articulaciones

Como población estadounidense, los hispanos tienen brechas en el conocimiento que obtienen sobre la artritis y también en el tratamiento para la artritis al que tienen acceso. Estas brechas son lo que llamamos "desigualdades".

"Hay diferencias raciales y étnicas en la atención médica de la artritis para los hispanos", comenta Agustín Escalante, MD, profesor de medicina y jefe de la División de Reumatología e Inmunología Clínica de la Universidad de Texas Health Science Center en San Antonio, Texas. "Si observamos los números de reemplazos de cadera y de rodilla, los pacientes afroamericanos e hispanos obtienen estos tratamientos con una frecuencia mucho menor que los blancos".

Escalante menciona que los hispanos tienden a tener los mismos problemas de rodilla y cadera con una frecuencia muy similar a la de los blancos, pero que obtienen reemplazos con una frecuencia mucho menor. "Algo que veo en mi práctica cuando le digo a un paciente hispano que su artritis está empeorando y les pregunto si querrían ver a nuestro cirujano ortopédico, muchos de nuestros pacientes hispanos no quieren hacerse un reemplazo de cadera o de rodilla. ¿Por qué? Al ser pacientes minoritarios, es poco probable que tengan amigos o familiares que se hayan hecho una cirugía de reemplazo".

Elsa Peguero, 54, de Nueva York notó por primera vez el dolor en sus articulaciones hace unos siete años, cuando estaba entrando en la menopausia.

"El dolor articular era peor en mis rodillas, mi espalda y mis manos", dice. "Hoy, uso un guante especial para que me ayude a dormir. Tomo los medicamentos que mi médico me receta. Y camino entre 10 y 20 cuadras todas las mañanas para intentar mantener mi peso bajo control".

Peguero estaba decidida a no permitir que la artritis la detenga. "Mi madre tuvo artritis", dice, "y mi hijo la tiene por parte de mi lado paterno de la familia".

Peguero ha tomado medidas para que ella y los demás integrantes de su familia aprendan tanto como puedan sobre la artritis, coman de manera saludable y hagan ejercicio físico todos los días.

¿Quién padece de osteoartritis?

La osteoartritis ocurre a menudo en las personas de edad avanzada. Algunas personas jóvenes a veces tienen osteoartritis ante todo por lesiones en las articulaciones.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune, en la cual el sistema inmunológico ataca el tejido sano de las articulaciones como si fueran gérmenes que causan enfermedades.

¿Cuál es la causa de la osteoartritis?

Por lo general la osteoartritis aparece gradualmente, con el paso del tiempo. Puede ser causada por los siguientes factores de riesgo:

  • El sobrepeso
  • El envejecimiento.
  • Las lesiones de las articulaciones
  • Los defectos en la formación de las articulaciones
  • Un defecto genético en el cartílago de la articulación
  • La fatiga de las articulaciones como consecuencia de ciertos trabajos o deportes.

¿Cómo se diagnostica la osteoartritis?

No existe una prueba especifica para diagnosticar la osteoartritis. La mayoria de los médicos usan varios métodos para diagnosticar la enfermedad y eliminar la posibilidad de otros problemas, tales como:

  • Antecedentes médicos
  • Examen físico
  • Radiografías
  • Otras pruebas tales como análisis de sangre o exámenes del líquido de las articulaciones.

Managing Joint Pain

As a U.S. population, Hispanics have gaps in their arthritis knowledge and in their arthritis treatment. These gaps are called "disparities."

"There are racial and ethnic disparities in arthritis care for Hispanics," says Agustin Escalante, MD, a professor of medicine and chief of the Division of Rheumatology and Clinical Immunology at the University of Texas Health Science Center in San Antonio, Texas. "When we look at the numbers of hip and knee replacements, African Americans and Hispanic patients get these procedures at a much lower rate than whites."

Escalante notes that Hispanics tend to have the same knee and hip problems at much the same frequency as whites, but they get replacements at a lower rate.

"Something I see in my practice, when I tell a Hispanic patient that their arthritis is getting pretty bad and ask if they would like to see our orthopedic surgeon, many of our Hispanic patients do not want to have a hip or knee replaced. Why? Among minority patients, they're unlikely to have friends or family who have gone through replacement surgery."

Elsa Peguero, 54, of New York first noticed pain in her joints about seven years ago, when she was undergoing menopause.

"The joint pain was worse in my knees, back, and hands," she says. "Today, I wear a special glove to help me sleep. I take the medicines my doctor prescribes for me. And I've been walking 10 to 20 blocks in the mornings to try to keep my weight under control."

Peguero was determined not to let arthritis slow her down. "My mother had arthritis," she says, "And my son has it, as well."

Peguero has taken action for herself and others in her family to make sure that they learn all they can about arthritis, eat healthy foods, and get daily exercise.

How Do You Know if You Have Osteoarthritis?

Usually, osteoarthritis comes on slowly. Early in the disease, your joints may ache after physical work or exercise. Later on, joint pain may become more persistent. You may also experience joint stiffness, particularly when you first wake up in the morning or have been in one position for a long time.

Although osteoarthritis can occur in any joint, most often it affects the hands, knees, hips, and spine.

Unlike osteoarthritis, rheumatoid arthritis is an autoimmune disease, in which the immune system attacks healthy tissues in the joints as if they were disease-causing germs.

How Is Osteoarthritis Diagnosed?

No single test can diagnose osteoarthritis. Most doctors use several methods to diagnose the disease and rule out other problems, including:

  • Medical history
  • Physical exam
  • X rays
  • Other tests, such as blood tests or exams of the fluid in the joints

Edición especial | Special Issue 2015 Vol. 6 No. 1 Pag. 8-9